Turquía, el “aliado peligroso” de la OTAN. Turquía deja pasar por su frontera hacia Europa un flujo de pet róleo y reliquias históricas robadas en Siria por los terroristas del EI y de armas y dinero en sentido inverso”.

Turquía juega un papel muy peligroso en Siria y ha perdido su estatus de socio de confianza de sus aliados occidentales, señaló el analista de la Universidad de Sydney, Stuart Rollo, en el periódico estadounidense Wall Street Journal.

“Reaccionando al incidente del Su-24, el bombardero ruso abatido por Turquía, el presidente ruso, Vladimir Putin, calificó al gobierno de Recep Tayyip Erdogan de “cómplice de los terroristas”. Esa acusación es también dirigida contra Turquía por parte de los occidentales, pero de manera más diplomática. Turquía deja pasar por su frontera hacia Europa un flujo de petróleo y reliquias históricas robadas en Siria por los terroristas del EI y de armas y dinero en sentido inverso”.

Rollo recordó que Turquía fue uno de los primeros países en interferirse en la crisis siria.

Al inicio del conflicto, Ankara hizo una fuerte apuesta por el derrocamiento del presidente sirio, Bashar al Assad, con el fin de obtener el estatus de potencia dominante en la región.

Sin embargo, la situación en Siria ha cambiado en contra de la estrategia de Erdogan. Por consiguiente, Turquía se ha convertido en un obstáculo para desactivar el conflicto, añadió el profesor en su artículo para el Wall Street Journal.

Por un lado, Ankara lleva a cabo una guerra contra los kurdos sirios que combaten a los terroristas del EI. Por otro lado, Turquía apoya a grupos terroristas como el EI y el Frente al Nusra. Su objetivo es lograr la llegada al poder en Siria de un gobierno sectario “sunní” que debería estar controlado por la rama local de los Hermanos Musulmanes. Este escenario daña los intereses de Rusia, Irán y algunos países occidentales.

Stuart Rollo añadió que este verano, el gobierno turco de Erdogan acordó con EEUU la utilización de dos bases del Ejército del Aire turco para que los aviones estadounidenses pudieran efectuar bombardeos aéreos contra las posiciones del EI. Al mismo tiempo, Ankara continuó utilizando dichas bases para atacar a las unidades kurdas en Iraq y Siria.

“El gobierno de Erdogan está más preocupado por la lucha contra los kurdos en Siria que contra el EI”, declaró Rollo.

Muchos responsables políticos, expertos y medios occidentales consideraban a Turquía como un garante de la estabilidad regional y el crecimiento económico, pero con el tiempo han comenzado a ver a Ankara como un apoyo al terrorismo internacional. Así por ejemplo, el vicepresidente norteamericano, Joe Biden, abordó en uno de sus discursos públicos el problema de la frontera turco-siria afirmando que el principal problema para EEUU en la lucha contra el EI era la actividad de sus aliados.

Uno de los responsables de la Casa Blanca ha hablado también de una “amenaza internacional que emana de Siria y que pasa por Turquía”. Además, Turquía se ha convertido en un “aliado peligroso” para la OTAN al empujar a la alianza a un conflicto indeseado con Rusia.

Almanar

Anuncios

Turquía: 300 años de traición y lucha contra Rusia

El derribo del cazabombardero ruso Su-24M el pasado 24 de noviembre dentro del territorio de Siria por el avión turco F-16 que le disparó un misil después de incursionar deliberadamente en Siria, fue llamado por el presidente ruso, Vladímir Putin, como “una puñalada por la espalda”.

Los tratados y juramentos se guardan en el filo de la daga

— Proverbio turco

Así fueron convertidos de golpe en cenizas, los cuatro años de esfuerzos del Gobierno ruso para lograr amistad y armonía en las relaciones con el Gobierno turco.

Parece que los estrategas rusos no revisaron bien los 300 años de la lucha de los turcos contra Moscú y la traición de los tratados que se firmaban periódicamente. Tampoco los servicios de inteligencia rusos prestaron debida atención al dicho popular en las calles de Estambul (el motor de la economía) y Ancara (capital de Turquía) que afirma que “cuando el presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan te dice que eres hermano, significa que quiere subirse encima tuyo”.

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía
© Sputnik/ Sergei Guneev
"El derribo del Su-24 ruso es el fin de la carrera política de Erdogan"

Hace cinco años cuando el primer ministro Vladímir Putin y su colega Recep Erdogan, también primer ministro de su país, firmaron tratados energéticos evaluados en 100.000 millones de dólares, incluyendo la construcción del gasoducto Turk Stream, mejoramiento del sistema de transporte de petróleo y la construcción de la central nuclear Akkuyo en la ciudad turca Mersin, Recep Erdogan abrazó a Putin y le dijo que era “su mejor amigo para siempre”. Pero la “amistad eterna” en la percepción turca está limitada por el espacio y tiempo de la conveniencia. Lo puede confirmar también el presidente de Siria Bashar Asad pues hace apenas seis años atrás Recep Erdogan lo llamaba “mi hermano” y sus familias descansaban juntas en el lujoso centro turístico turco Bodrum. Ahora Asad es considerado un enemigo de Turquía y en especial de Erdogan.

Los tiempos cambian pero las ambiciones imperiales de Turquía siempre son las mismas a pesar del desmantelamiento del Imperio Otomano después de la Primera guerra Mundial. En un reciente artículo publicado por la agencia de información “Regnum”, el analista Ruben Zargarian habla de cinco siglos de lucha de Turquía contra Rusia. Primero, el Imperio Otomano que empezó a expandirse en los años 1400 utilizó a su vasallo el Janato Tártaro de Crimea que ya en 1507 atacó a las ciudades rusas Beliuov y Kozelsk. Hasta 1680 Moscú tuvo que pagar tributo al Janato de Crimea que entre 1500 y 1700 entregó al Imperio Otomano más de dos millones de esclavos rusos y polaco-lituanos.

Embajada de Turquía en Moscú, Rusia
© AP Photo/ Ivan Sekretarev
Las relaciones entre Rusia y Turquía han pasado el punto de no retorno

Posteriormente, el Imperio Turco hizo sus propias guerras a Rusia en 1676-1681; 1695-1700; 1710-1713; 1735-1739; 1768-1774; 1787-1791; 1806-1812; 1828-1829; 1853-1856; 1877-1878 y 1914-1918. Después de la disolución del imperio al comienzo de los años 1920, el que sería el primer presidente de la República de Turquía en 1923 y el héroe nacional Mustafa Kemal Atatürk logró convencer a Lenin y a Trotsky de que Turquía estaba lista para la revolución mundial y así recibió de Rusia 200 kilos de oro y armamento pero esto fue utilizado para su expansión en el Cáucaso y la “revolución mundial” traicionada. Atatürk prefirió alejarse de los bolcheviques, cobrar otro tanto y pasarse al lado de los británicos que tenían sus propios intereses en Azerbaiyán y Armenia y querían utilizar Turquía para prevenir la expansión del comunismo en estos países.

En vísperas de la Segunda Guerra Mundial, Turquía mostró nuevamente su “pragmatismo interesado”. El 19 de octubre de 1939 firmó un pacto de asistencia con Francia y el Reino Unido a cambio de dos destructores británicos y varios aviones militares franceses. Al percatarse del avance militar arrollador de Alemania en Europa el gobierno turco decidió pasarse al lado de los alemanes. El 18 de junio 1941, cuatro días antes del inicio del inicio de la “Operación nazi Barbarroja” contra la URSS, Turquía firmó un tratado de amistad con Alemania, obteniendo en recompensa cuatro submarinos alemanes cerca de 4.000 fusiles y una docena de aviones militares.

El Kremlin de Moscú
© AFP 2015/ Sergei Supinsky
Turquía lleva las relaciones con Rusia a un callejón sin salida

También Turquía planificó al final de junio 1941, según la revista nacional “Bozgurt”, declarar la guerra a la Unión Soviética después de que cayera Stalingrado y ocupar el Cáucaso, Crimea, Armenia y Asia Central con la venia y bajo la supervisión de los alemanes. Sin embargo, los planes bélicos turcos tuvieron que ser anulados porque los alemanes sufrieron una severa derrota en la batalla de Stalingrado que duró desde el 23 de agosto de 1942 al 2 de febrero de 1943. En este período los turcos no permitieron a los barcos de los países aliados de Rusia- EEUU y Canadá, que traían ayuda, cruzar los estrechos de Bósforo y el de los Dardanelos.

Al darse cuenta de la eminente derrota de los alemanes, Turquía endureció sus relaciones con los nazis y finalmente el 1 de marzo de 1945 le declaró la guerra a Alemania y Japón cuidándose de no participar en ninguna batalla. En 1950 el ministro de Relaciones Exteriores de la URSS Andrey Gromico preguntó al embajador turco en Moscú, Kemal Nejat Kavur: “Su país tiene el más grande ejército en Europa. Si es contra su enemigo tradicional como Grecia, es demasiado grande, si es de otro lado contra nosotros, es demasiado pequeño. ¿Entonces, cuál es la razón?” Por supuesto el embajador no tenía la respuesta preparada pues no podía revelar los anhelos nacionales de reconquistar en algún momento el Cáucaso y Crimea.

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía
© AP Photo/ Vadim Ghirda
Turquía derribó Su-24 en defensa de la compañía petrolera de los Erdogan

En 1952 Turquía fue admitida en la OTAN y al final de los 1950 permitió a los EEUU a desplegar 50 misiles Júpiter con un rango de 5.300 kilómetros cerca de la frontera con la URSS. Recién en 1962 estos misiles alineados contra la Unión Soviética fueron retirados a cambio del retiro de los 36 misiles soviéticos R12 de Cuba, esto después de un arreglo secreto entre Nikita Kruschef y John Kennedy que puso fin a lo que se llamó “La Crisis de los Misiles”, iniciando así un corto período llamado la “Coexistencia Pacífica”.

Después del desmantelamiento de la URSS en 1991, Turquía inició una paciente labor en Crimea con la población tártara que retornó a la península. Ellos fueron amnistiados en 1980 después de su deportación al Asia Central ordenada por Stalin en 1944 por su colaboración con los nazis. El gobierno de Ucrania en cuya jurisdicción estaba Crimea por un decreto de Jruschov cerró los ojos y permitió un fuerte adoctrinamiento de tártaros en la orientación de rusofobia por Turquía. Al reincorporarse Crimea a Turquía, los líderes tártaros opositores a este proceso como Mustafa Dzemilev y Rufat Chubarov entre muchos otros se refugiaron en Turquía y se convirtieron en agentes de influencia de aquel país que anteriormente dio refugio a los yihadistas chechenos.

Es decir, en todos estos últimos años el lento acercamiento que trató de forjar el gobierno ruso y que aparentemente fue compartido por Turquía no ha sido sincero por parte de los turcos. Fue motivado por el deseo de lograr mayores concesiones de la Unión Europea (UE) y EEUU. El año pasado, la respuesta del primer ministro de Turquía Erdogan a la Comisión Europea alarmada por el acercamiento de Turquía a Rusia a pesar de las sanciones contra Moscú: “Turquía no necesita permiso de nadie: vamos a hacer lo que es necesario para el país”, fue también una acción fríamente calculada para levantar el prestigio del país y lograr las mayores ventajas de sus aliados de la OTAN.

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía, durante el encuentro con Barack Obama
© AP Photo/ Evan Vucci
Turquía busca distender relaciones con Rusia tras el derribo del Su-24

A lo que no prestaron la atención los líderes de Rusia, fue al hecho que, mientras Recep Erdogan anunciaba a cuatro vientos su amistad con Rusia, siendo primer ministro, sus fuerzas militares seguían fieles al documento titulado “2010-2015 La Estrategia de Seguridad Nacional” que considera a Israel y Rusia como países que representan peligro a Turquía. La fidelidad al tradicional “pragmatismo calculado y temporal” del gobierno de Turquía continúa, por eso no es de extrañar la actual alianza del Servicio de la Inteligencia Nacional (MIT) turco con la Mossad de Israel en la selección, adiestramiento, equipamiento y el traslado a Siria a los yihadistas sunitas del Estado Islámico (EI) para derrumbar el régimen de Bashar Asad.

Tema: Guerra en Siria

También es lógico, desde el punto de vista del presidente Erdogan, el alejamiento de su “amigo” Putin cuando coincidieron en los Juegos Europeos el pasado 13 de junio en Bakú, Azerbaiyán donde se encontraron cara a cara pero sin mirarse a los ojos. Rusia había tomado la decisión de no permitir el derrocamiento del presidente sirio Asad, lo que iba en contra de los planes de Turquía y la OTAN.

Rusia no puede permitir que el Estado Islámico forme un califato, cuya idea pertenece a los estrategas “iluminados” norteamericanos y franceses quienes decidieron utilizar las ambiciones turcas del resurgimiento del neo otomanismo y convertir este país en el instrumento vital para la balcanización de Siria. Erdogan tiene la oferta de una parte fronteriza de Siria cercana a Turquía poblada por unos 200.000 turcomanos o turkmenos (un pueblo túrquico que se encuentra principalmente en Afganistán y Turkmenistán). El califato islámico está proyectado después de terminar su formación en Siria e Irak, expandirse al Asia Central, Cáucaso, Tatarstán, Urales y la parte de China donde viven los uigures que son musulmanes, estos junto con los yihadistas chechenos y daguestaníes forman batallones del Estado Islámico.

Bilal Erdogan, hijo del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan
© AFP 2015/ Ozan Kose
Hijo de Erdogan exporta petróleo del EI

El rol de Turquía en la expansión del Estado Islámico fue diseñado en secreto en 2011. Según el analista geopolítico francés Thierry Meyssan, el ex ministro de relaciones exteriores de Francia Alain Juppe colaboró en el plan con el actual primer ministro de Turquía Ahmet Dovutoglu que fácilmente dejó su anterior consigna “Cero Problemas con los Vecinos”. Por supuesto, la estrategia regional de Turquía fue abalada por Washington. El mismo vicepresidente de EE.UU. Joe Biden confirmó en octubre 2014 en su discurso en Harvard, que fue rápidamente silenciado, que “Turquía apoya al Estado Islámico con cientos de miles de dólares y miles de toneladas de armas”.

Biden evitó decir que Turquía fue permitida por Washington y Bruselas para hacer su negocio sucio de oro negro sirio con el Estado Islámico. Lo curioso también es que, de acuerdo al editor de la publicación norteamericana Veterans Today, Mike Harris, las corporaciones British Petroleum y ExxonMovil son también compradores del petróleo ilegal del Estado Islámico. Pero el primer beneficiario es Turquía que obtuvo en los últimos ocho meses unos 800 millones de dólares por este negocio sucio. Ahora, resulta que la familia del presidente Erdogan está envuelta en este negocio a través de su tercer hijo Bilal Erdogan quien recientemente compró dos buques tanques y posee, según el vicepresidente del Partido Republicano del Pueblo Turco (CHR) Gürsel Tekin, la compañía marítima BMZ Ltd. que hace el negocio de petróleo con el Estado Islámico.

Ahmet Davutoglu, primer ministro de Turquía
© REUTERS/ Umit Bektas
Turquía no quiere escalar el conflicto con Rusia

Precisamente este negocio fue interrumpido por la aviación militar rusa lo que produjo una irritación entre los negociantes internacionales del oro negro. Pero sería equívoco atribuir aquel trágico incidente con el SU-24 y la muerte de su piloto y un soldado rescatista ruso exclusivamente a los intereses de los negociantes de petróleo. Lo que no pueden digerir los estrategas “iluminados” de Washington y Bruselas es que sus planes del “caos programado” en Asia y Medio Oriente fueron bruscamente interrumpidos por la entrada decidida de Rusia en Siria para no permitir la balcanización de este país y de paso formar una alianza con Irán y posiblemente con Irak.

Turquía en este juego occidental es simplemente un instrumento hábilmente utilizado por EEUU y la UE a través de su incondicional y extremadamente ambicioso oportunista Recep Erdogan quien se ofuscó por sus ideas de un futuro resurgimiento de un nuevo Imperio Otomano, sin darse cuenta que su país se acerca cada día más a una guerra civil debido a la creciente represión contra el pueblo kurdo.

Recientemente, uno de los más famosos defensores de los derechos humanos pro kurdos Tahir Elei fue asesinado durante una conferencia de prensa. Es sabido que el Servicio de Inteligencia Nacional (MIT) mantiene la población turca sumida en miedo.

Hace poco el escritor turco Premio Nobel de Literatura Orhan Pamuk (2006) escribió que “lo peor es el miedo, todo el mundo tiene miedo en Turquía”. Y cómo no tenerlo si recientemente fueron encarcelados sin juicio por “traición y espionaje” dos periodistas turcos del diario Comhuriyet por haber revelado las fotos de un convoy del MIT transportando armas al Estado Islámico en Siria. También fueron encarcelados dos generales y un coronel de gendarmería por detener otro convoy del MIT con armas destinadas al EI. El año pasado murió en un accidente sospechoso, en la ciudad turca Suruc, la periodista norteamericana Serena Shim quien fue la primera en escribir y mostrar fotos de los yihadistas transportando de Turquía a Siria en los camiones de la ONG World Food Organization. El 18 de octubre pasado fue encontrada “suicidada” en el baño del aeropuerto de Estambul la famosa y curtida periodista británica Jacky Sutton que era directora del Institute for Peace and War Reporting. Dijeron que se mató por haber perdido su avión.

El avión ruso SU-24 alcanzado en la frontera sirio-turca
© AP Photo/ Haberturk TV
Turquía derribó el Su-24 porque Rusia destruyó camiones con petróleo ilegal

Mientras todo esto sucede en Turquía, el presidente Erdogan sigue jugando con el fuego internacional cumpliendo las pautas del departamento de Estado norteamericano y de los líderes de la OTAN que lo defienden y apoyan por el momento incondicionalmente. Recientemente el embajador norteamericano ante la OTAN, Douglas Lute declaró que el “comportamiento de Rusia en Siria es peligroso, innecesario e irresponsable”. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, justificó el derribo del avión ruso en Siria que según él estaba en “el espacio soberano turco” como si el territorio de Siria perteneciera a Turquía.

Erdogan toma estos gestos como un incentivo para no pedir disculpas, amenazar a Rusia, poner trabas en el paso de sus barcos por el estrecho Bosforo o mandar dos submarinos para vigilar al crucero ruso Moskva. Todos son gestos de bravura inducidos por la desesperación y alimentados por sus ambiciones y la fe ciega en sus “amigos” norteamericanos y europeos.

En este enredo geopolítico se olvidó Recep Tayyip Erdogan de las sabias palabras de su héroe Mustafá Kemal Atatürk: “Paz en la patria, paz en el mundo”.

Actualmente no hay paz en Turquía y el apoyo que está gozando Erdogan de Washington y Bruselas es efímero que puede desaparecer en cualquier momento pues ni EEUU, ni la Unión Europea tienen recursos o condiciones para iniciar una guerra contra Rusia. Tanto Putin como Obama lo saben y Erdogan ya presiente que en cualquier momento puede convertirse en un chivo expiatorio.

Lea más en http://mundo.sputniknews.com/firmas/20151202/1054365902/turquia-rusia-su24-relaciones.html#ixzz3vrSEcrEK

La OTAN emplazará en Turquía aviones de alerta temprana Boeing E-3

27.12.2015

La Alianza del Atlántico Norte planea enviar a Turquía aviones de alerta temprana Boeing E-3 Sentry para reforzar el sistema turco de defensa antiaérea ante el conflicto en Siria, informó el diario alemán Bild am Sonntag.

Las Fuerzas de la OTAN en el mar Mediterráneo
© Flickr/ Allied Joint Force Command Brunssum
La OTAN decide reforzar la defensa antiaérea de Turquía

El despliegue correrá a cargo del Ejército alemán (Bundeswehr). Según el periódico, el Ministerio de Defensa y el de Exteriores ya notificaron al Parlamento federal de la futura operación.

"Tenemos previsto el traslado temporal de aviones Boeing E-3 Sentry de la base de Geilenkirchen al aeródromo de Konya en Turquía", consta en el aviso.

El documento señala que de momento no se planea el uso de armas. Según el Gobierno alemán, no se requiere el consentimiento del Parlamento para llevar a cabo esta operación.

Sistema de defensa antimisiles Patriot

La OTAN no excluye despliegue de sistemas antiaéreos Patriot en Turquía

Un portavoz del Ministerio de Defensa alemán confirmó, en declaraciones a DPA, la implicación del Bundeswehr en estos planes.

"Los efectivos del Bundeswehr se van a implicar desde luego, pues proporcionamos el 30 por ciento de las tripulaciones", aclaró.

El Boeing E-3 Sentry es un sistema de alerta y control aerotransportado (AWACS) diseñado para ejecutar tareas de vigilancia todo tiempo, mando, control y comunicaciones. Se produjo en EEUU de 1977 a 1992.

Lea más en http://mundo.sputniknews.com/orientemedio/20151227/1055268828/otan-turquia-despliegue-aviones.html#ixzz3vUDyksv0

Una Siria “turbulenta” empuja a los kurdos hacia la independencia

La crisis en Siria, así como en otros países de Oriente Medio, alimenta la intención de los kurdos de crear su propio Estado, opinó el jefe del Comité Internacional de la Duma de Estado (Cámara baja del Parlamento ruso), Alexéi Pushkov.

"Es lógico que en medio de la turbulencia geopolítica que vive Oriente Medio, a los líderes kurdos se les ocurra la idea de plantear la creación de un Kurdistán independiente", dijo Pushkov al destacar que esta tendencia contradice los intereses de Irán, Irak y Turquía.

Niños sirios inspeccionan los escombros de una casa en la provincia de Damasco
© REUTERS/ Bassam Khabieh
Moscú se opone a la división de Siria

Según el político, los líderes de algunos países, en primer lugar Turquía, no calcularon muy bien las consecuencias de sus acciones en Siria, "porque la desestabilización de un país provoca inevitablemente el apartamiento de los kurdos y una mayor inclinación hacia la lucha por un Estado independiente".

Pushkov advirtió que si no se arregla la situación en Siria, el problema de los kurdos no hará sino agravarse.

"Hay que tener en cuenta, que la Unión Europea simpatiza con los kurdos", apuntó.

23.12.2015
Arreglo político en Siria (64)

Además:Exembajador de EEUU en la ONU propone dividir Siria
Asad dice que la división de Siria provocaría infinitas guerras regionales
El Kurdistán sirio está viviendo "una auténtica transformación social"
La independencia de los kurdos iraquíes es cuestión de tiempo

Lea más en http://mundo.sputniknews.com/orientemedio/20151223/1055173276/siria-kurdos-independencia.html#ixzz3vCIvWxGN

Sanciones de Occidente contra Rusia: El Kremlin califica de inamistosa la actualización de lista de sanciones d e EEUU

Dmitri Peskov

© Sputnik/ Natalya Seliverstova

Rusia 22.12.2015URL corto

El portavoz del presidente ruso, Dmitri Peskov, calificó de falta de lógica y acción inamistosa la actualización de la lista de sanciones de EEUU contra Rusia.

"Es una continuación de la falta de lógica y de la línea inamistosa hacia Rusia", afirmó Peskov a la prensa, respondiendo a la pregunta sobre la actualización de la lista de sanciones por parte de EEUU.

Casa Blanca
© Flickr/ DAVID HOLT
Washington actualizó y no amplió sanciones contra Rusia, dice embajada estadounidense

Destacó que "es la continuación de una línea que ejerce una influencia destructiva para las relaciones bilaterales".

Peskov subrayó que Moscú analizará la decisión estadounidense y elaborará su respuesta.

"Al principio esta decisión tomada será analizada y luego serán acumuladas propuestas sobre las medidas de respuesta", agregó el portavoz sin precisar el plazo exacto.

Señaló que "en tales casos prevalece el principio de la reciprocidad".

EEUU presiona a la UE para mantener sanciones contra Rusia
© Flickr/ Giuseppe Milo
EEUU presiona a la UE para mantener sanciones contra Rusia

Además, Peskov lamenta que "a pesar del sentido común, de la necesidad de aumentar la cooperación, por desgracia, Washington elige una línea contraria a las exigencias del tiempo".

Previamente, el portavoz de la Embajada estadounidense en Moscú, William Stevens, afirmó que Washington actualizó y no amplió su lista anterior de sanciones contra Rusia.

El Departamento del Tesoro de EEUU publicó este martes la lista de sanciones compuesta por 34 individuos y organizaciones de Rusia y Ucrania debido a la crisis en Donbás.

Human Rights Watch, la pieza de Estados Unidos que siempre encaja antes de atacar a un país

Ojos para la Paz

Me despierto –hoy, 17 de diciembre- con la radio y un “informativo” en el que se difunde un comunicado de HRW, acusando al gobierno sirio de lanzar “barriles explosivos”, bombas de racimo y armas químicas contra su población.

No queda ahí la cosa, el gobierno sirio es acusado también de arrestos arbitrarios, desapariciones forzadas, detenciones de niños (los niños siempre dan mucho juego), torturas y muertes bajo custodia de las fuerzas del gobierno, “condiciones penitenciarias tan duras que casi se ajustan a las denuncias de muertes masivas bajo custodia que hizo en enero un desertor militar, que fotografió a miles de cadáveres en hospitales militares de Damasco…”

La “película” que ha montado HRW no es nueva, es un déjà vu, por repetida. Los pasos son los mismos dados en Libia. Ahora acusan a un gobierno legítimo, que gobierna en coalición de 4 partidos, no lo olvidemos (PCS, PSS, P.Baaz y P. Nasserista) -y que ha arrasado en dos procesos electorales- de crímenes monstruosos para justificar lo injustificable: una invasión.

Estados Unidos y sus socios lo intentaron todo para hundir al gobierno que dirige Bashar al-Assad, comenzando por inventar una oposición dirigida por grupos terroristas, que no les han servido para la causa dado su nivel de barbarie, como es el caso del Frente Al-Nusra. Han pasado entonces a expandir al enemigo perfecto: El Estado Islámico, ISIS o Daesh, que tampoco ha podido con Siria, ya que Rusia –que ha intervenido en ayuda de Siria en base a un convenio de cooperación en materia de defensa que ambos países mantienen suscrito desde hace años- ha descubierto el juego. El Daesh solo era un pretexto para entrar a destruir infraestructuras y equipamientos sirios.

¿Qué hacen entonces Estados Unidos y sus aliados? Después de haber promovido inspecciones de la ONU, de la Liga Árabe, de haber acusado al gobierno de utilizar armas químicas, de inventar un “Observatorio Sirio de Derechos Humanos” (que es un comerciante de ropa, Rami Abdel Rahman, que vive en Londres), de crear unos “Amigos de Siria” que fueron un fiasco, sin desdeñar los medios de comunicación, convertidos en medios de propaganda…

Cuando les fallan los argumentos siempre aparece puntual HRW, uno de los puntales del Imperio. De acuerdo con Wikipedia, Human Rights Watch y Amnistía Internacional (más de lo mismo) son las dos únicas organizaciones internacionales de derechos humanos de Occidente que operan en todo el mundo en la mayoría de las situaciones de opresión o abuso grave.

¿Quién financia a HRW?

Las multinacionales norteamericanas, Winston y Ford, el Fondo Nacional para la Democracia, creado por Ronald Reagan, financiado por el Congreso de los Estados Unidos y dedicado a promover la visión de la democracia que conviene a los intereses norteamericanos, etc. Entre los miembros honoríficos de esta asociación están, por ejemplo, el Senador John McCain, famoso por crear y financiar grupos juveniles para desestabilizar los países de la antigua URSS (¿Recordamos las “revoluciones de colores”?)

Nunca denunció HRW las más de 130 guerras del Nobel de la Paz, Obama; ni se cuestionó la existencia de la prisión de Guantánamo, ni las torturas de Abu-Graib, ni las de Mazar-i-Sharif…¿Cómo va a denunciar a su patrón?

HRW –que todavía no ha pedido perdón por su apoyo a la guerra de Libia- es un títere teledirigido de las guerras del imperio que tiene sobre su conciencia la muerte de millones de personas y la destrucción de un buen número de países. HRW chorrea sangre.

17.12.2015

Purificación González de la Blanca

Ojos para la Paz

La autodestrucción de la izquierda. Parte II: Los intelectuales y los políticos

Chomsky.jpg
Noam Chomsky

Los apodados como "intelectuales", esas figuras que supuestamente por sus conocimientos e incluso por su integridad moral velan por mantener un discurso crítico con el poder o poderes que rigen nuestra sociedad, para que no devengan en tiranías, suelen ser un mito más que se construye y mantiene en la organización social. Siendo su papel real no ese indicado, sino aquel en el que simulan hacer esto, pero hacen lo contrario, fortalecer y salvar a los poderes que dicen criticar. Si continuamos con la entrevista a Jean Bricmont que comentábamos en la Primera parte, vemos que nos habla sobre ellos, los intelectuales:

El problema con los intelectuales es que les encanta pretender que son críticos del poder cuando en realidad lo legitiman. Por ejemplo, lamentarán que nuestros gobiernos occidentales no hacen lo suficiente para promover nuestros valores (a través de intervenciones y subversiones), lo que, por descontado, refuerza el concepto de que “los nuestros” o “nuestros gobiernos” hacen eso de buena voluntad, algo de lo que conviene dudar, como trato de explicar en mi libro.

Estos intelectuales en ocasiones son criticados, ¿pero por quién? En general por figuras marginales, creo. Siguen dominando en los medios de comunicación y en la esfera intelectual. 1

Esto ustedes creo que lo han visto multitud de veces en esos debates o tertulias aburridísimos que no aportan nada salvo el ser el modo de ganarse la vida de gente que lo único que hace es la pelota y el ridículo. Bien, son los medios corporativos y esa es su deplorable función. Sin embargo, el problema no se queda ahí, porque tenemos intelectuales reconocidos y considerados realmente críticos con las estructuras de mando, político y económico, que también se prestan a ello. Basta ver la actitud que ha tenido el lingüista y analista político norteamericano Noam Chomsky con la que se llamó como "Primavera Árabe". Término este que fue puesto en escena por los neocón, alabando el papel de George Bush hijo en Oriente Medio en el año 2005 y resucitado cuando se preparó esa gran campaña de recolonización de esta zona mencionada y del norte de África conocida como "Primavera Árabe", y luego, cómo no, asimilado por la izquierda. 2 Para él (Chomsky) esto era algo fantástico que no había visto en tiempos, unas movilizaciones populares masivas exigiendo libertad, democracia y justicia social, ahí es nada. La realidad, menos ideal, mostraba un retrato completamente diferente: preparadas años atrás estas revueltas por la Administración estadounidense bajo la directrices de las corporaciones y siguiendo ejemplos de estrategias exitosas preparadas por ellos, como la de Otpor en Serbia. 3 Además, se echaría mano de organizaciones muy violentas e intolerantes, como los Hermanos Musulmanes o la propia Al Qaeda, para lo que el engaño no consiguiese, lo lograse el uso de la fuerza. Les recomiendo la siguiente información sobre el Origen de la "Primavera Árabe".
Hasta tal punto han ido intelectuales como Chomsky y otros, que se niegan a reconocer esa evidente realidad y se mantienen en esa imaginaria historia que les reconforta. Afortunadamente siempre habrá personas que velen por contar los hechos tal y como fueron, no según convenga. Dan Glazebrook reflejaba la disparatada e irresponsable conducta y postura del lingüista estadounidense:

…en una entrevista con la BBC, a un mes ya de rebelión -y, sobre todo, a solo cuatro días antes de la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU 1973 y del comienzo de la guerra relámpago de la OTAN- él [Chomsky]eligió calificar a la rebelión como "maravillosa". En otra parte el se refirió a la toma de la ciudad del este de Libia, Bengasi, por bandas racistas como "liberación" y a la rebelión como "inicialmente no violenta".4

La tozudez de intelectuales tal y como el estadounidense Chomsky en mantenerse en esa postura, por ejemplo en la entrevista con Dan Glazebrook, 4 que lo que realmente hizo y hace es justificar una agresión militar externa contra un país soberano alterando la realidad a su capricho, nos hace ver que los intelectuales de izquierda lo mejor que podían hacer muchas veces es simplemente no inmiscuirse; pues, como lo hacía ver Jean Bricmont, se convierten en legitimadores y valedores de los grandes magnates al reflejar incluso supuestas buenas intenciones donde solo hay intereses económicos y políticos.
Así, lo que ocurrió en Libia nada tuvo que ver con una revuelta popular y pacífica. Fue una insurrección promovida desde el exterior muy violenta, ya desde el comienzo, largamente preparada durante años. Tal y como los mismos hechos atestiguaban:

La realidad muestra que los "manifestantes" eran en realidad insurgentes fuertemente armados que arrasaron secciones enteras de las paredes de hormigón armado de una base militar de Bengasi, y después se hicieron con el control de artillería pesada y de vehículos blindados antes de apoyar a los rebeldes armados en las ciudades y pueblos cercanos. 5

La actitud de estos "manifestantes", en verdad mercenarios, no se hubiese tolerado en ninguna parte del mundo, pero aquí, en Libia, los intelectuales querían que comulgásemos con ruedas de molino.

En realidad, la imagen completa de "manifestantes pacíficos siendo masacrados" estaba invirtiendo la realidad. De hecho, Forte indica, los rebeldes "quemaron comisarías de policía, entraron por la fuerza en los edificios de los servicios de seguridad, atacaron oficinas del gobierno y quemaron vehículos" desde el mismo comienzo, a los cuales las autoridades respondieron con "gas lacrimógeno, cañones de agua y balas de goma -muy similar a los métodos frecuentemente usados en las naciones occidentales contra manifestantes mucho más pacíficos que carecen del elemento de sedición". Solo una vez que los rebeldes habían ya ocupado los edificios del ejército en Bengazi, robando sus armas y empezando a usarlas contra las fuerzas del gobierno, las cosas empezaron a intensificarse. 6

Tenía que ser precisamente un rival de Gadafi, el presidente de Uganda Yoweri Museveni, el que con el sentido común que les faltaba a otros expresaba lo sucedido de forma bien clara y cómo se debía actuar:

Cuando los alborotadores están atacando las comisarías de policía y las instalaciones del ejército con el objetivo de tomar el poder, entonces no son ya manifestantes; son insurreccionistas. Tendrán que ser tratados como tales. Un gobierno responsable tendría que hacer un uso razonable de la fuerza para neutralizarlos. 7

Un comportamiento similar, es decir, intentando cambiar la realidad e inventando un discurso de acuerdo o más acorde a interese particulares y a lo que decían los medios de comunicación corporativos, seguían destacados intelectuales de la izquierda alternativa española, como son Pascual Serrano o Juan Carlos Monedero. En un escrito realizado por ambos: Que el miedo al imperio no nos paralice, publicado en Rebelión (Una página creada a propósito para controlar y engañar a la gente de izquierda, donde se mezclan artículos de calidad -ej. de Dan Glazebrook- para servir de gancho, con otros cuyo objetivo es confundir y desactivar a las personas y colectivos sociales. Como han hecho con el movimiento que se oponía a la guerra en Libia o Siria) indicaban:

"Los levantamientos populares que se están sucediendo en los países árabes abren sin duda la peligrosa posibilidad de que despierten, e incluso faciliten, la intervención de las potencias occidentales vía OTAN, con la consecuente tragedia de ocupación, crimen y atropello a la soberanía que caracteriza las intervenciones de la Alianza y los Estados Unidos.

Muy inteligentemente los gobiernos europeos han abandonado a los dictadores una vez comprobado que no pueden seguir manteniendo la farsa.
Mubarak, Ben Ali, Gadafi, escogieron un camino contrario a los intereses de sus pueblos y fueron arrastrados por el viento popular." 8

Bien, en el primer párrafo tienen razón muy parcialmente, ya que no hubo levantamientos populares prácticamente en ningún país, salvo algo que se vio en Bahréin o Arabia Saudí, más por imitación de lo que supuestamente estaba ocurriendo en otros países que por una inicativa preparada y propia de la gente de allí. Para comprender y comprobar esto que digo ver el artículo que he enlazado antes sobre El Origen de la "Primavera Árabe". Además, en el segundo párrafo no aciertan a ver lo que estaba pasando. Los líderes occidentales, nuestros tiranos, utilicemos la palabra apropiadamente, no abandonaron al verse en una farsa; abandonaron y atacaron a estos gobernantes porque estaban haciendo cosas que no les gustaban, especialmente Gadafi. Habían cometido el delito de buscar la independencia económica de África, encabezados por el líder libio. Recomiendo estos dos artículos, sobre la figura de Gadafi y lo que estaba ocurriendo en el continente africano: Muamar Gadafi: luces y sombras y La guerra de occidente contra el desarrollo africano continúa. El tercer párrafo, al menos en el caso de Gadafi, es completamente falso. Si algo hizo su gobierno desde su llegada, tras una revolución real, fue mejorar la calidad de vida de los libios, hasta convertirlo en el país más desarrollado de África y mejor en muchos aspectos a la propia España ( ver este enlace: Una comparativa entre la democracia en Libia durante la época de Gadafi y la de España). 9
Como ven, la actitud de los intelectuales de izquierda es más perjudicial que beneficiosa, porque en vez de aportar buen juicio y una opinión rigurosa, justa y equilibrada, llevan a cabo una estrategia bastante reprobable: timorata, no atreviéndose a denunciar claramente las falsedades vertidas por los grandes medios de comunicación, y participando en los argumentos de la justificación para una agresión militar en vez de exponer claramente tanto su falsedad como su ilegalidad; además de ver buenas intenciones y buen fondo donde no lo hay, ya que quienes dirigen nuestras sociedades, especialmente los dueños de las corporaciones, no se mueven por motivos altruistas o humanitarios, sino por intereses egoistas de ambición de poder y codicia. No es extraño entonces que en occidente la izquierda lleve naufragada décadas, sin ser capaz de dar ninguna solución ni a los problemas nacionales ni, por supuesto, a los internacionales.
Como indica Bricmont, estos intelectuales de izquierda y sus actitudes son criticadas por otros intelectuales y analistas, pero tales denuncias y críticas serán censuradas por los medios de comunicación: los corporativos y los "alternativos" que mayor fuerza económica y de difusión tienen (que por algo la tienen).
En relación a los políticos, tenemos un caso muy ilustrativo y que va a servir de ejemplo de si la izquierda tiene alguna posibilidad futura, es del de Jeremy Corbyn en Gran Bretaña. Aquí estamos ante un caso en el que las bases del partido han elegido a una persona que supuestamente no va a seguir los pasos nefastos de personas (o personajes) como Tony Blair y que tienen, parece ser, un historial de pensamiento y de acción anticolonial. Y esto es bueno verlo y testarlo, porque que en occidente aparezaca una figura política que ocupa un cargo de relevancia y puede ocupar una presidencia tan importante como la británica y que sea realmente anticolonial, sería una maravillosa novedad. Tal vez demasiado maravillosa para poder ser creída.
Corbyn y su partido, los laboristas, están aparentemente en una difícil situación: apoyar la estrategia de (supuesto) ataque al ISIS en Siria e Irak o no hacerlo y quedar como indecisos o incluso cobardes. Sin embargo, como aclara Christof Lehmann (uno de los mejores analistas políticos del mundo), la solución es más sencilla. 10 Más sencilla si se tiene la intención de actuar de forma honesta y valiente. Esta es:
– Mostrar con claridad, rigor y sinceridad el papel de su país en el fomento de la violencia en Siria y en esa organización mercenaria que es el ISIS. Como creo que conocen, Roland Dumas, que fue Ministro de Exterior francés, denunció públicamente como altos cargos británicos le propusieron dos años antes del ataque sobre Siria participar en el plan que tenían preparado contra este país. Él lo rechazó. Del mismo modo, pueden denunciar que la destrucción de Irak ha posibilitado todo esto y no de forma indirecta o involuntaria, sino bien premeditada y pensada, tal y como se explica en el anterior enlace sobre el ISIS.
– En relación a esta participación internacional en estos bombardeos hay algo que curiosamente rara vez se plantea en occidente: ¿Qué legalidad hay para llevar a cabo tales acciones? Esto muestra y demuestra nuestras escasas convicciones sobre el respeto al derecho internacional y, en definitiva, a la libertad, la democracia y la paz, que van ligadas al primero. Corbyn puede denunciar que su país no es quién para bombardear en ninguna parte del mundo, ya se vio lo que hizo tantas veces antes: Irak, Libia…, y a que el Gobierno legítimo de Siria no le dio ningún permiso para hacerlo. ¿Cómo veríamos que Irán viniese a Inglaterra o Francia a bombardear estos países sin que nadie le invitase, solo porque le dio la real gana de hacerlo? Creo que lo veríamos mal.
La solución al problema de la violencia en Siria, al de la violencia terrorista islamista en general, es en verdad simple. Basta dejar de apoyar a estas organizaciones, de alimentarlas, de entrenarlas, de armarlas; pero, y aquí está el pero, entonces el poder económico, industrial y financiero, occidental perdería una de sus bazas principales para imponer sus criterios e intereses en el mundo sobre sus rivales (fundamentalmente las compañías rusas y chinas). Aquí debería estar el papel y la labor de Corbyn y de su partido laborista, aunque tengo la impresión de que no van a estar por la labor.

PS:
Las críticas, justificadas, que aquí se vierten contra intelectuales de la talla de Noam Chomsky o también Pascual Serrano, no tienen como fin desprestigiar su obra, que merece ser leída, sino hacer una observación necesaria hacia cierto comportamiento reprobable en no contar o en adulterar unos hechos, meridianamente claros, sobre aspectos relevantes de la política y la economía internacional, con unos efectos muy perniciosos sobre otros seres humanos como nosotros.

Relacionado con este artículo tienen este otro: El papel de los progresistas occidentales en la recolonización de África.

Notas:
1. La izquierda se ha autodestruido aceptando las intervenciones humanitarias. Entrevista a Jean Bricmont. Público. 25.11.2015.
2. Charles Krauthammer.The Arab Spring of 2005.The Seattle Times. 21.03.2005
3. Tina Rosenberg. Revolution U. Foreign Policy. 17.02.2011.
4. Dan Glazebrook. Libya and the manufacture of consent. Al-Ahram, noviembre, 2011.
5. Tony Cartalucci. US Libyan policy: zero legitimacy. Land Destroyer.
6. Dan Glazebrook. "Slouching towards Sirte" review. Divide and Ruin. 2013. p. 74
7. Maximilian Forte. Slouching towards Sirte. NATO´s war on Libya and Africa. Baraka books, 2012, p.285.
8. Pascual Serrano y Juan Carlos Monedero. Que el miedo al imperio no nos paralice. Rebelión. 27.02.2011.
9. Mikel Itulain. El "Déjà vu" de Pascual Serrano. ¿Es posible la paz?, 2.9.2013. Enlace
10. Christof Lehmann. Corbyn’s Syria Quagmire: Testing Labour’s Honesty. nsnbc.me. 28.11.2015.

Publicado por

Mikel Itulain en

19:49 6 comentarios:

Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest

Las operaciones militares que se preparan en Siria y sus alrededores por Thierry Meyssan

Las operaciones militares que se preparan en Siria y sus alrededores

por Thierry Meyssan
La prensa occidental habla poco sobre las operaciones militares en Siria y cuando lo hace es para afirmar, sin ofrecer la menor prueba, que la coalición encabezada por Estados Unidos bombardea exitosamente a los yihadistas del Emirato Islámico mientras que Rusia mata civiles inocentes. De hecho es difícil formarse una idea sobre la situación actual, sobre todo porque cada bando se prepara con vista a un amplio enfrentamiento. Thierry Meyssan describe aquí lo que se prepara.

Red Voltaire | Damasco (Siria) | 14 de diciembre de 2015 Deutsch English فارسى italiano Português русский Türkçe français
+

JPEG - 38.1 KBAutobús privado sirio decorado con los retratos de Bachar al-Assad, Vladimir Putin y Hassan Nasrallah, los tres hombres que encarnan la resistencia frente la agresión externa.

El silencio que rodea las operaciones militares en Irak y en Siria no significa que se haya interrumpido la guerra sino que los diferentes protagonistas están preparándose para una nueva etapa.

Las fuerzas de la coalición encabezada por Estados Unidos

Del lado del Imperio subsiste la mayor confusión. Las declaraciones contradictorias de los dirigentes de Estados Unidos hacen imposible entender los objetivos de Washington, si es que los tiene. Lo más que se percibe es que Estados Unidos está permitiendo a Francia tomar la iniciativa al frente de una parte de la coalición, pero hasta en eso se ignora cuáles son los verdaderos objetivos.

Cierto es que Francia declara querer acabar con el Emirato Islámico como represalia por los atentados perpetrados el 13 de septiembre en París. Pero eso es lo que ya venía diciendo Francia antes de esos hechos. Y, más que algo real, sus declaraciones anteriores eran una simple cuestión de propaganda. Por ejemplo, el barco Mecid Aslanov, perteneciente a la compañía BMZ Group, de Necmettin Bilal Erdogan [el hijo del presidente turco], salió el 9 de noviembre de 2015 del puerto de Fos-sur-Mer, en Francia. Ese barco acababa de entregar impunemente en Francia un cargamento de petróleo supuestamente extraído en Israel pero que en realidad fue robado en Siria por el Emirato Islámico. Nada permite suponer que ese estado de cosas haya cambiado y que debamos que tomar en serio las últimas declaraciones oficiales del gobierno de Francia.

El 4 de diciembre, el presidente francés Francois Hollande y su ministro de Defensa Jean-Yves Le Drian visitaron el portaviones Charles-de-Gaulle, posicionado en aquel momento frente a la costa siria. Allí anunciaron, sin explicación alguna, un cambio de misión. Como ya lo había declarado anteriormente el general Pierre de Villiers, jefe de estado mayor de las fuerzas armadas francesas, el portaviones francés fue enviado al Golfo Pérsico.

El grupo aeronaval conformado alrededor del Charles-de-Gaulle se compone del grupo aéreo de ese portaviones (18 aviones Rafale Marine, 8 aviones Super Etendard modernizados, 2 Hawkeye, 2 Dauphin y un 1 Alouette III). También incluye la fragata antiaérea Chevalier Paul, la fragata de lucha contra submarinos La Motte-Picquet, el navío de mando y reabastecimiento Marne, la fragata belga Léopold Ier y la fragata alemana Augsburg, así como –a pesar de que el ministro francés de Defensa lo ha negado hasta ahora– un submarino nuclear. Ese dispositivo incluye la fragata ligera furtiva Courbet, que se quedó en el Mediterráneo oriental.
Esas fuerzas europeas fueron integradas a la Fuerza de Tareas 50 del USNavCent, o sea la flota del Central Command estadounidense, que ahora comprende en total unos 60 navíos.

Las autoridades francesas han subrayado que el contralmirante René-Jean Crignola ha tomado el mando de esa fuerza internacional. Pero no precisaron que este contralmirante francés está bajo las órdenes del comandante de la Quinta Flota estadounidense, el vicealmirante Kevin Donegan, quien a su vez recibe órdenes del general Lloyd J. Austin III, comandante del CentCom.

Se trata, en efecto, de una regla absoluta del Imperio, el mando de las operaciones siempre está en manos de los oficiales estadounidense, ya que los aliados no son más que peones. De hecho, exceptuando la relativa promoción del mencionado almirante francés, estamos ante la misma situación que en febrero pasado: una coalición internacional que supuestamente lucha contra el Emirato Islámico y que –durante todo un año– lo que ha hecho es realizar numerosos de vuelos de reconocimiento y destruir las instalaciones petroleras chinas (Irak), pero sin haber tenido el menor efecto sobre su objetivo oficial: el Emirato Islámico. Tampoco en este sentido se vislumbra nada que haga pensar que van a cambiar las cosas.

La coalición anunció haber realizado nuevos bombardeos y haber destruido numerosas instalaciones del Emirato Islámico. Pero se trata de anuncios imposibles de verificar y tanto más dudosas cuanto que la organización terrorista no ha emitido ningún tipo de protesta.
Del movimiento de todo ese dispositivo podemos concluir que Francia puede aplicar su propia estrategia, pero que Estados Unidos se reserva la posibilidad de retomar el mando en cualquier momento.

Las fuerzas terroristas

En esta parte del trabajo podríamos hablar de las organizaciones terroristas. Pero sería fingir, como lo hace la OTAN, que esos grupos son formaciones independientes salidas de la nada con sus salarios, su armamento y todo su aprovisionamiento. Más seriamente, los yihadistas son mercenarios al servicio de Turquía, de Arabia Saudita y de Qatar –los Emiratos Árabes Unidos parecen haberse retirado enteramente de este dispositivo–, países a los que hay que agregar varias transnacionales como Academi, KKR y Exxon-Mobil.

Turquía prosigue su despliegue militar en Bachika (Irak), en respaldo a los kurdos del presidente ilegítimo del gobierno regional kurdo de Irak, Massud Barzani –a pesar de haber llegado al término de su mandato, Barzani se niega a dejar el poder y organizar nuevas elecciones. Ante la exigencia del gobierno iraquí de que retire sus soldados y blindados, Ankara respondió que envió esas fuerzas para proteger a los instructores desplegados en el marco de un acuerdo internacional anterior y se negó a retirarlas. Incluso envió más, incrementando sus efectivos hasta alcanzar la cifra de al menos 1 000 soldados y 25 tanques.

Irak llevó la cuestión al Consejo de Seguridad de la ONU y a la Liga Árabe, donde nadie le ha hecho el menor caso.

Turquía y el ex gobernador de Mosul, Atheel al-Nujaifi, querrían estar presentes cuando el Emirato Islámico sea expulsado de esa ciudad iraquí e impedir que esta pase a manos de las Fuerzas de Movilización Popular (al-Hashd al-Shaabi), muy mayoritariamente chiitas.

Pero es evidente que todo el mundo está soñando: el presidente ilegítimo del gobierno regional kurdo de Irak, Massud Barzani, cree que nadie cuestionará su anexión de los campos de petróleo de Kirkuk y de las montañas de Sinjar; el líder de los kurdos sirios Saleh Muslim se imagina que va a convertirse pronto en presidente de un seudo Kurdistán reconocido internacionalmente; y el presidente turco Recep Tayyip Erdogan supone que los árabes de Mosul no esperan otra cosa que ser liberados y gobernados por los turcos, como en tiempos del Imperio otomano.

Por otro lado, Turquía ha desplegado en Ucrania la brigada islamista internacional que creó oficialmente en agosto pasado. Cuando llegaron a Jerson, esos yihadistas, seleccionados en el teatro de operaciones sirio, fueron distribuidos en dos grupos. La mayoría han sido enviados a luchar en el Donbass, como miembros de las brigadas Cheikh Manur y Djokhar Dudayev. Mientras tanto, los mejores elementos se infiltraron en Rusia para sabotear la economía de Crimea y lograron cortar el servicio eléctrico de esa República durante 48 horas.

Por su parte, Arabia Saudita reunió a sus mercenarios en Riad para constituir una delegación con vista a las próximas negociaciones organizadas por el director de Asuntos Políticos de la ONU, el neoconservador estadounidense Jeffrey Feltman.

Los sauditas no invitaron a esa reunión a representantes de al-Qaeda ni del Emirato Islámico sino únicamente a grupos wahabitas que trabajan para Riad, como Jaysh al-Islam [el Ejército del Islam] y Ahrar al-Sham. O sea, teóricamente no había en esa conferencia «grupos terroristas» clasificados como tal por el Consejo de Seguridad de la ONU. En la práctica, sin embargo, todos los participantes en el encuentro de Riad luchan en el seno, en nombre o junto a al-Qaeda y el Emirato Islámico. En ese caso se halla el grupo que se identifica como Ahrar al-Sham, creado, justo antes del inicio de los incidentes en Siria, por la Hermandad Musulmana y por altos miembros de al-Qaeda provenientes del entorno de Osama ben Laden.

Actuando como ya venían haciéndolo antes de la intervención rusa, los participantes en el encuentro de Riad reclamaron una «solucion política» que tendría que iniciarse con la dimisión del presidente sirio democráticamente electo Bachar al-Assad, para pasar después a una repartición del poder entre ellos mismos y las instituciones de la República Árabe Siria. O sea, aunque han perdido toda esperanza de ganar en el plano militar, siguen apostando por una rendición de la República Árabe Siria.

Los representantes de los kurdos de Siria no fueron invitados a esa conferencia, lo cual permite concluir que Arabia Saudita considera el proyecto del seudo Kurdistán como algo separado del futuro del resto de Siria. Es importante señalar, de paso, que el YPG acaba de crear un Consejo Democrático Sirio para reforzar la ilusión de que existe una alianza de los kurdos encabezados por Selah Muslim con los árabes sunnitas y los cristianos, cuando en realidad están luchando entre sí en el terreno.

En todo caso, es indudable que Riad respalda los esfuerzos de Turquía por crear un seudo Kurdistán y expulsar del suelo turco a «sus» kurdos. En efecto, ya existen pruebas que demuestran que Arabia Saudita proporcionó ayuda logística para guiar el misil aire-aire que derribó el Su-24 ruso.

Y, para terminar, Qatar sigue simulando que ya no está implicado en la guerra, desde la abdicación del emir Hamad, hace 2 años.
Sin embargo, siguen acumulándose las pruebas que demuestran las operaciones secretas de Qatar, dirigidas todas no contra Damasco sino contra Moscú. Ejemplos: a finales de septiembre de 2015, el ministerio de Defensa qatarí compró en Ucrania sistemas antiaéreos sofisticados Pechora-2D para que los yihadistas puedan convertirse en una amenaza para la aviación rusa y, más recientemente, Qatar organizó una operación bajo bandera falsa contra Rusia. En este último caso, Qatar adquirió, a finales de octubre de 2015 y también en Ucrania, 2 000 bombas de fragmentación OFAB 250-270, de fabricación rusa, que fueron utilizadas el 6 de diciembre contra un campamento del Ejército Árabe Sirio, para acusar a Rusia de haber cometido un error. Y, nuevamente, en la ONU, nadie ha hecho caso de las pruebas presentadas.

Las fuerzas patrióticas

La aviación rusa está bombardeando a los yihadistas desde el 30 de septiembre. Y tiene previsto continuar los bombardeos como mínimo hasta el 6 de enero. El objetivo fundamental es destruir los búnkeres que los grupos armados han construido así como la logística de dichos grupos. Durante esa fase, se ha visto poco cambio en el terreno, con excepción de un reflujo de los yihadistas hacia Irak y Turquía.

El Ejército Árabe Sirio y sus aliados están preparando una amplia operación para principios de 2016. Se trata de provocar una sublevación de las poblaciones que actualmente se hallan bajo control de los yihadistas y de recuperar simultáneamente casi todas las ciudades del país –con la posible excepción de Palmira– para que los mercenarios extranjeros se vean obligados a replegarse hacia el desierto. Contrariamente a lo que sucede en Irak, donde 120 000 sunnitas y ex miembros del Baas iraquí se unieron al Emirato Islámico únicamente para vengarse de Estados Unidos –que los mantuvo al margen del poder para favorecer a los chiitas– son pocos los sirios que han aclamado el «Califato».

El 21 y 22 de noviembre, las fuerzas armadas rusas realizaron en el Mediterráneo una serie de ejercicios con el Ejército Árabe Sirio, provocando un cierre parcial de los aeropuertos de Beirut (en Líbano) y de Larnaca (en Chipre). El 23 y el 24 de noviembre, el fuego de misiles rusos sobre posiciones del Emirato Islámico provocaba el cierre de los aeropuertos de Erbil y Suleimayeh (en Irak). Al parecer, lo que en realidad sucedió es que las fuerzas armadas rusas pusieron a prueba la posible extensión del radio de acción de su dispositivo de interferencia de los sistemas de comunicaciones y mando de la OTAN.

En todo caso, el submarino ruso Rostov disparó desde el Mediterráneo –el 8 de diciembre– varias andanadas contra instalaciones del Emirato Islámico.
Rusia, que ya dispone de la base aérea de Hmeymim (cerca de Latakia), está utilizando también la base aérea del Ejército Árabe Sirio en Damasco y parece estar construyendo una nueva base en al-Shayrat (cerca de la ciudad siria de Homs). Altos oficiales rusos han estado además en el terreno en busca del lugar apropiado para abrir una cuarta base en el noreste de Siria, o sea cerca de Turquía e Irak.

Y, finalmente, un submarino iraní llegó a las aguas cercanas al puerto sirio de Tartus.

El Hezbollah, que ha demostrado su capacidad para la realización de operaciones comando durante la liberación del piloto del Su-24 prisionero de las milicias organizadas por el ejército turco, está preparando la sublevación de las poblaciones chiitas mientras que el Ejército Árabe Sirio –que cuenta en sus filas más de un 70% de sunnitas– se concentra en las poblaciones sunnitas.

El gobierno sirio llegó a un acuerdo con los yihadistas de Homs, que finalmente aceptaron unirse a él o salir de esa ciudad. La evacuación se desarrolló bajo supervisión de la ONU. Ello implica que Damasco, Homs, Hama, Latakia y Deer es-Zor se encuentran ahora totalmente bajo control gubernamental. Quedan por liberar Alepo, Idlib y Raqqa.

Contrariamente a lo que afirman –sin pruebas– los medios de prensa occidentales, Rusia no tiene la menor intención de dejar el norte de Siria en manos de Francia, Israel y el Reino Unido para crear allí un seudo Kurdistán. El plan de las fuerzas patrióticas prevé la liberación de todas las zonas habitadas de Siria, incluyendo Raqqa, actual «capital del Califato».
Así que… la calma precede la tormenta.

Thierry Meyssan

CONVOCATORIA: CONCENTRACIÓN NO A LA GUERRA IMPERIALISTA

catel

¡NO A LA GUERRA!

¡Ni participación ni colaboración de España en la guerra imperialista!

1. Los atentados de París nos horrorizaron y dejaron consternados por la barbarie que supone el asesinato de trabajadores y jóvenes en sus momentos de ocio. Apoyándose en aquellos actos terroristas, los gobiernos imperialistas han organizado su agenda. Quieren ocultar que el origen de esos atentados fanáticos hay que buscarlo en la guerra imperialista de saqueo y destrucción de las naciones, de los estados, de sus infraestructuras, que las descoyuntan como naciones y pretenden hacerlas volver a la Edad Media (ahí están los ejemplos de Afganistán, Libia, Irak, Yemen, Siria…). En ese sentido van también los atentados de Túnez, Estambul, etc. Y la provocación de derribar aviones rusos por cuenta del imperialismo. Quieren ocultar que en su origen el fanatismo yihadista, empezando por Al Qaida y después Daesh (ISIS), fue mimado, armado y financiado por las monarquías del Golfo Pérsico, los EEUU, Turquía, Israel, Reino Unido, etc. Se quiere ocultar que es un engendro del imperialismo para destrozar a Siria e Irak. Tapando todo eso dan rienda suelta al racismo, criminalizan a millones de personas por su religión, raza u origen.

2. En Madrid hemos sufrido las acciones terroristas y las mentiras. El 11 de marzo de 2004, tres días antes de las elecciones generales, cuando España participaba en el guerra y ocupación de Irak, las bombas en los trenes de cercanías de Madrid fueron seguidas por las mentiras del PP presidido por Aznar, que quiso sacar votos del dolor y la rabia de la población. Sembró sospechas falsas para evitar que se pudiera relacionar el atentado con la intervención de España en Irak. El pueblo de Madrid y todos los pueblos del Estado español exigieron la verdad y echaron al PP del gobierno.

3. Hoy de nuevo los gobiernos procuran utilizar el dolor causado por el terrorismo yihadista para que las poblaciones les apoyen y así imponer los recortes y la guerra para capear la crisis capitalista a costa de los trabajadores y de los pueblos. Pero hoy como entonces ningún gobierno imperialista es capaz de controlar todas las consecuencias de su política militarista y belicista. Por eso el gobierno de Rajoy intenta ocultar hasta después de las elecciones del 20 de diciembre sus compromisos de participar en la carrera belicista como exigen con urgencia Francia, la Unión Europea y la OTAN.

4. El yugo imperialista del capital financiero es cada vez más oneroso para todos los países, y hay algo que cada vez es más claro a los ojos de todos: los que en nuestros países imponen paro, precariedad y recortes en enseñanza, sanidad o pensiones, los que privatizan servicios públicos y recortan libertades y derechos laborales, sindicales y políticos, son los mismos que organizan la guerra de destrucción de las naciones. Y así como la clase obrera tiene todo el derecho a defenderse de los ataques e imposiciones del gobierno de Rajoy, también los pueblos y sus gobiernos, como el pueblo sirio, tienen derecho a tener ayuda para defenderse de la agresión exterior defendiendo su soberanía y su independencia nacional.

5 . Ni Rajoy ni las candidaturas del PSOE, Ciudadanos y Podemos quieren que se hable de los planes de participación en la guerra. El “Pacto Antiyihadista” firmado entre otros por PP, PSOE y Ciudadanos en presencia de Pablo Iglesias, es un pacto para la intervención y participación en la guerra imperialista contra los pueblos del Cercano Oriente y África, y Siria en primer lugar, tal como han señalado las maniobras organizadas por la OTAN en el estrecho de Gibraltar. Ese es el plan para después del 20 de diciembre, cuando hayan pasado las elecciones, pero en el momento presente es un pacto de silencio sobre los bombardeos, sobre la guerra y la intervención en los asuntos de países soberanos.Rajoy y su campaña temen que les ocurra lo que en 2004, tres días antes de las elecciones, cuando la clase obrera y toda la ciudadanía se percató del engaño, y estableció una relación de causa a efecto entre los atentados en los trenes y la participación del gobierno del PP en la guerra de Irak.

Nosotros, como Plataforma global contra las guerras, tenemos la obligación de alertar a los trabajadores, a las organizaciones políticas y sindicales, a los movimientos sociales y a todos los demócratas sobre lo que está en juego y por eso llamamos a una

concentración ante el Ministerio de Asuntos Exteriores el 16 de diciembre, a las 19,30 h.
Contra la guerra, contra la participación de España en la misma,
contra la utilización de las bases españolas,
contra todo tipo de cooperación española en la guerra imperialista
Plataforma Global Contra las Guerras

g6008

No es una guerra ‘contra el terror’, sino el ‘terror de la guerra’ contra la humanidad

12dic 2015

Andrés Piqueras
Profesor de Sociología y Antropología Social de la Universitat Jaume I

Nos hallamos ante una encrucijada en la que el capitalismo está cayendo en picado y ya no va a volver a ser lo que fue en los países que se llamaron a sí mismo ricos.  Ante ello, las élites mundiales y locales están tomando posiciones de cara a disputarse el poder en el nuevo orden que está por surgir.

Las claves de ese orden vienen fijadas por al menos tres procesos especialmente importantes: la financiarización, la automatización productiva y el agotamiento de los recursos energéticos y de los materiales básicos para el capitalismo.

La financiarización da oxígeno al proceso productivo automatizado mediante dinero inventado, ficticio. Una y otro atacan frontalmente el empleo, destruyendo también las condiciones sociales. Esto es parte de la Guerra de Clase desde arriba.

Sin embargo, las respectivas élites que hay tras esos procesos divergen en otros puntos. El Poder de las finanzas se mueve en redes mundiales que no precisan de los Estados salvo para la coerción de sus poblaciones y para la fuerza militar. La llamaremos Red Financiera Global (RFG).

Esta Red se enfrenta a las viejas oligarquías imperiales nacionales, que estaban más vinculadas al capital bancario-productivo, el cual ha ido perdiendo terreno en favor del parasitario-especulativo. Entra también aquí parte del mundo financiero que no logra globalizarse, pero en conjunto incluye a las facciones de las clases dominantes que van perdiendo la carrera capitalista. Le daremos el nombre deBloque Imperial-Nacional (BIN).

Ambas facciones del Poder Mundial (en las que predominan las élites y los Estados de la Triada, especialmente el Eje Anglosajón, más Canadá y Australia), se enfrentan a los Estados con producción y con recursos energéticos y minerales importantes.

El capital productivo está en China. Los recursos están básicamente en Rusia (Siberia) y en general en el este de Asia (China especialmente). Allí es también donde quedan los últimos grandes reductos del capital productivo (además del de Alemania en Europa). Lo llamaremos Bloque Energético-Productivo (BEP).

En Asia central y occidental (desde Irán hasta Siria), tanto la RFG como el BIN han estado de acuerdo hasta ahora en crear, financiar, entrenar, organizar y dar cobertura operativa al fascismo asiático (Daesh, al Qaeda, al-Nusra…). El objetivo es destruir cualquier forma de poder estatal capaz de oponerse a su apropiación de recursos energéticos y vías estratégicas de trasporte de los mismos. También posicionarse en la zona y debilitar en lo posible, estratégica, económica y energéticamente al Bloque Energético-Productivo.

Esto se ha repetido también en África septentrional (Libia, Somalia, Sudán, y ahora Mali y Nigeria), a través de las franquicias africanas del fascismo asiático. De nuevo el mismo objetivo. De nuevo los mismos resultados: dejar países barbarizados, en manos del fascismo transnacional y de señores de la guerra que no ofrecen obstáculo alguno a una y otra facción del Poder Mundial.

Donde se cruzan los caminos de la lucha entre ambas facciones (la RFG y el BIN) y entre ellas y el BEP, es en la UE. Si Alemania (la UE-alemana) se inclina hacia este último, tenemos una Eurasia prácticamente imbatible.

Pero hoy por hoy Alemania es parte dependiente o subordinada del BIN, dominado por el Eje Anglosajón. A este último aquella posibilidad de un Bloque Energético-Productivo extendido a Europa le produce terror, por lo que está dispuesto a combatirla a todo coste. He aquí el golpe de Estado en Ucrania utilizando esta vez al fascismo europeo (desde entonces en el poder en ese país), para separar a Rusia de Europa y muy especialmente de Alemania.

Además, la RFG obliga a la UE a emprender sanciones contra Rusia, profundizando aún más en la recesión económica europea. Para aquélla es una labor preventiva debilitar la UE como macro-Estado poderoso: de ahí sus repetidos golpes contra las deudas soberanas y ahora su intento de imponer el TTIP. El BEP, en cambio, entró en apoyo de la UE, proporcionando tanto liquidez como energía a su economía.

Francia es la báscula de la UE. El gozne entre los países deficitarios y los superavitarios. Su economía real comienza a hundirse y pierde más y más ritmo frente a Alemania. Pero su economía financiero-especulativa es de gran peso en Europa.

Es el país por excelencia que representa al Estado nacional centralizado y fuerte, el país europeo con más proyección militar-imperialista separado del Eje Anglosajón. Esto hace que éste le haya escogido para derrocar regímenes laicos y sustituirlos por fascismo disfrazado de Islam. En cambio, debilitar Francia es golpear la facción Imperial-Nacional europea y dejar a Alemania más sola.

¿Qué viene a continuación?

La RFG dejará a Israel a su suerte. También a Arabia Saudí y a Turquía. Por eso todos estos países se dan prisa por afianzarse en la zona a través de su instrumento: el fascismo asiático. Al no tener nada que perder representan un enorme peligro, capaz de cualquier locura para obligar al BIN estadounidense (loshalcones) a intervenir directamente contra Rusia. La RFG no está interesada en un enfrentamiento directo con Rusia y ahora, merced al golpe de París, la parte europea del BIN puede que esté cambiando también de posición.

Francia se ha visto atrapada en la discrepancia de intereses entre las dos facciones del Poder Mundial en Asia Occidental y África septentrional. De hecho, está virando a toda prisa hacia una posible coincidencia con Rusia en la zona, para atacar ahora realmente al fascismo asiático. Y quiere arrastrar a Alemania consigo. Con todo ello el tablero de guerra se complejiza enormemente.

Se trata, además, de extender el tejido cancerígeno del fascismo asiático (con mismos o diferentes nombres) a lugares de Rusia donde haya importantes poblaciones musulmanas. También a las exrepúblicas soviéticas, así como a Irán, India e incluso a la propia China.

Frente a la decadencia ya imparable del Eje Anglosajón, sus recesiones y sus firmes pasos hacia la Guerra de Clase (barbarie laboral y social), del Eje China-Rusia puede asentarse un capitalismo de Estado a contrapelo del actual capitalismo salvaje. El BEP está, en cualquier caso, mucho mejor preparado para la Gran Transición post-capitalista hacia sociedades algo más razonables y sostenibles.

Pero eso no quiere decir que se vaya a dar tal resultado porque sí. Las luchas de clase en el interior de este Bloque serán decisivas. Para las sociedades europeas, como para las de todo el mundo, es vital ayudar a ello. Y para eso es imprescindible recuperar la conciencia y las luchas de clase de cara a parar el Caos: la Guerra de Clase y la Guerra Militar.

Por eso es importante no dejarse distraer demasiado por elecciones que cada vez deciden menos los destinos de las gentes y del mundo. Sin fuerza popular que abraprocesos constituyentes no podremos transformar el escenario de Caos en el que estamos.

Publico.es

No es una guerra ‘contra el terror’, sino el ‘terror de la guerra’ contra la humanidad. Articulo de Andr es Piqueras

Dominio público

Opinión a fondo

No es una guerra ‘contra el terror’, sino el ‘terror de la guerra’ contra la humanidad

12dic 2015

Compartir: facebook twitter meneame

7 comentarios

Andrés Piqueras
Profesor de Sociología y Antropología Social de la Universitat Jaume I

Nos hallamos ante una encrucijada en la que el capitalismo está cayendo en picado y ya no va a volver a ser lo que fue en los países que se llamaron a sí mismo ricos. Ante ello, las élites mundiales y locales están tomando posiciones de cara a disputarse el poder en el nuevo orden que está por surgir.

Las claves de ese orden vienen fijadas por al menos tres procesos especialmente importantes: la financiarización, la automatización productiva y el agotamiento de los recursos energéticos y de los materiales básicos para el capitalismo.

La financiarización da oxígeno al proceso productivo automatizado mediante dinero inventado, ficticio. Una y otro atacan frontalmente el empleo, destruyendo también las condiciones sociales. Esto es parte de la Guerra de Clase desde arriba.

Sin embargo, las respectivas élites que hay tras esos procesos divergen en otros puntos. El Poder de las finanzas se mueve en redes mundiales que no precisan de los Estados salvo para la coerción de sus poblaciones y para la fuerza militar. La llamaremos Red Financiera Global (RFG).

Esta Red se enfrenta a las viejas oligarquías imperiales nacionales, que estaban más vinculadas al capital bancario-productivo, el cual ha ido perdiendo terreno en favor del parasitario-especulativo. Entra también aquí parte del mundo financiero que no logra globalizarse, pero en conjunto incluye a las facciones de las clases dominantes que van perdiendo la carrera capitalista. Le daremos el nombre deBloque Imperial-Nacional (BIN).

Ambas facciones del Poder Mundial (en las que predominan las élites y los Estados de la Triada, especialmente el Eje Anglosajón, más Canadá y Australia), se enfrentan a los Estados con producción y con recursos energéticos y minerales importantes.

El capital productivo está en China. Los recursos están básicamente en Rusia (Siberia) y en general en el este de Asia (China especialmente). Allí es también donde quedan los últimos grandes reductos del capital productivo (además del de Alemania en Europa). Lo llamaremos Bloque Energético-Productivo (BEP).

En Asia central y occidental (desde Irán hasta Siria), tanto la RFG como el BIN han estado de acuerdo hasta ahora en crear, financiar, entrenar, organizar y dar cobertura operativa al fascismo asiático (Daesh, al Qaeda, al-Nusra…). El objetivo es destruir cualquier forma de poder estatal capaz de oponerse a su apropiación de recursos energéticos y vías estratégicas de trasporte de los mismos. También posicionarse en la zona y debilitar en lo posible, estratégica, económica y energéticamente al Bloque Energético-Productivo.

Esto se ha repetido también en África septentrional (Libia, Somalia, Sudán, y ahora Mali y Nigeria), a través de las franquicias africanas del fascismo asiático. De nuevo el mismo objetivo. De nuevo los mismos resultados: dejar países barbarizados, en manos del fascismo transnacional y de señores de la guerra que no ofrecen obstáculo alguno a una y otra facción del Poder Mundial.

Donde se cruzan los caminos de la lucha entre ambas facciones (la RFG y el BIN) y entre ellas y el BEP, es en la UE. Si Alemania (la UE-alemana) se inclina hacia este último, tenemos una Eurasia prácticamente imbatible.

Pero hoy por hoy Alemania es parte dependiente o subordinada del BIN, dominado por el Eje Anglosajón. A este último aquella posibilidad de un Bloque Energético-Productivo extendido a Europa le produce terror, por lo que está dispuesto a combatirla a todo coste. He aquí el golpe de Estado en Ucrania utilizando esta vez al fascismo europeo (desde entonces en el poder en ese país), para separar a Rusia de Europa y muy especialmente de Alemania.

Además, la RFG obliga a la UE a emprender sanciones contra Rusia, profundizando aún más en la recesión económica europea. Para aquélla es una labor preventiva debilitar la UE como macro-Estado poderoso: de ahí sus repetidos golpes contra las deudas soberanas y ahora su intento de imponer el TTIP. El BEP, en cambio, entró en apoyo de la UE, proporcionando tanto liquidez como energía a su economía.

Francia es la báscula de la UE. El gozne entre los países deficitarios y los superavitarios. Su economía real comienza a hundirse y pierde más y más ritmo frente a Alemania. Pero su economía financiero-especulativa es de gran peso en Europa.

Es el país por excelencia que representa al Estado nacional centralizado y fuerte, el país europeo con más proyección militar-imperialista separado del Eje Anglosajón. Esto hace que éste le haya escogido para derrocar regímenes laicos y sustituirlos por fascismo disfrazado de Islam. En cambio, debilitar Francia es golpear la facción Imperial-Nacional europea y dejar a Alemania más sola.

¿Qué viene a continuación?

La RFG dejará a Israel a su suerte. También a Arabia Saudí y a Turquía. Por eso todos estos países se dan prisa por afianzarse en la zona a través de su instrumento: el fascismo asiático. Al no tener nada que perder representan un enorme peligro, capaz de cualquier locura para obligar al BIN estadounidense (loshalcones) a intervenir directamente contra Rusia. La RFG no está interesada en un enfrentamiento directo con Rusia y ahora, merced al golpe de París, la parte europea del BIN puede que esté cambiando también de posición.

Francia se ha visto atrapada en la discrepancia de intereses entre las dos facciones del Poder Mundial en Asia Occidental y África septentrional. De hecho, está virando a toda prisa hacia una posible coincidencia con Rusia en la zona, para atacar ahora realmente al fascismo asiático. Y quiere arrastrar a Alemania consigo. Con todo ello el tablero de guerra se complejiza enormemente.

Se trata, además, de extender el tejido cancerígeno del fascismo asiático (con mismos o diferentes nombres) a lugares de Rusia donde haya importantes poblaciones musulmanas. También a las exrepúblicas soviéticas, así como a Irán, India e incluso a la propia China.

Frente a la decadencia ya imparable del Eje Anglosajón, sus recesiones y sus firmes pasos hacia la Guerra de Clase (barbarie laboral y social), del Eje China-Rusia puede asentarse un capitalismo de Estado a contrapelo del actual capitalismo salvaje. El BEP está, en cualquier caso, mucho mejor preparado para la Gran Transición post-capitalista hacia sociedades algo más razonables y sostenibles.

Pero eso no quiere decir que se vaya a dar tal resultado porque sí. Las luchas de clase en el interior de este Bloque serán decisivas. Para las sociedades europeas, como para las de todo el mundo, es vital ayudar a ello. Y para eso es imprescindible recuperar la conciencia y las luchas de clase de cara a parar el Caos: la Guerra de Clase y la Guerra Militar.

Por eso es importante no dejarse distraer demasiado por elecciones que cada vez deciden menos los destinos de las gentes y del mundo. Sin fuerza popular que abraprocesos constituyentes no podremos transformar el escenario de Caos en el que estamos.

Publico.es