Los Estados Unidos se están preparando una “Revolución de color” en Rusia?

El enemigo común de los pueblos

Domingo por, 28 de de febrero de, 2016, por el Comité Valmy

Los Estados Unidos se están preparando una
"Revolución de color" en Rusia?

A través del ex embajador indio MK Bhadrakumar, nos enteramos de que el gobierno ruso está preparando para hacer frente a un intento de "revolución de color" en las elecciones parlamentarias de septiembre:

La reunión anual del Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB), la organización sucesora de la KGB soviética, es una excelente oportunidad para tomar la temperatura de las relaciones "Este-Oeste". (La foto de la Guerra Fría es útil una vez más.) El discurso de costumbre por el presidente Vladimir Putin en la reunión de la FSB en Moscú el viernes, coronado el evento.

Se hizo un anuncio sensacional, que el FSB estaba en posesión de la información específica que se desarrolló en Occidente planea causar malestar político en Rusia, durante el período anterior a las elecciones importantes en octubre. Putin ha evitado utilizar el término "revolución de color", pero no hay una referencia implícita.

Las diversas agencias de Estados Unidos y los neoconservadores del Departamento de Estado sin duda fomentar revueltas en Rusia. Pero hay muy pocas posibilidades de que un golpe de estado exitoso en Moscú. No existe una oposición efectiva al actual gobierno, y algunas dificultades económicas no animará a los rusos para tomar el asalto del estado. Se habrían ahorcado Yeltsin más de una vez, si ese fuera el caso.

Sería mucho más fácil si Washington aceptó Rusia como es y le dio un pequeño espacio en la escena política internacional. Pero nunca va a suceder, ¿verdad?

De hecho, el escenario que se perfila aquí, en lo que respecta a las relaciones ruso-estadounidenses para el resto de la presidencia de Barack Obama, es bastante siniestro. El principal problema de Rusia ahora es que los EE.UU. interfiere en su política interna para crear divisiones políticas que debilitan el Kremlin, lo que le obligó a adoptar políticas en consonancia con las estrategias regionales y globales de los Estados Unidos.

Los EE.UU., no podemos aceptar Rusia (u otro país) de manera nacionalista, que sopla un fuerte viento de frente a sus estrategias globales.

La victoria de Trump Sanders o la presidencia de Estados Unidos podría dar lugar a relaciones más amistosas con Moscú. Pero hay muchas personas en las distintas burocracias, en particular el Pentágono, cuyos créditos dependerá de una relación hostil con Rusia (y China). Será difícil para silenciarlos. Esto aumenta la dificultad de resolver la actual crisis en Siria y Ucrania:

Putin ha advertido que Moscú aplastar de raíz cualquier intento de Estados Unidos de provocar inestabilidad política en Rusia. Podemos confiar en que Putin para él. Sin embargo, la gran pregunta sigue siendo: ¿cómo los conflictos regionales como Siria o Ucrania podrían ser objeto de un tratamiento adecuado cuando las dos superpotencias están encerrados en una lucha existencial?

Si Estados Unidos realmente tratando de crear malestar en torno a las elecciones en Moscú, podemos esperar una intensificación del conflicto tanto en las salas de operaciones en Ucrania y Siria, durante el verano. Habría que intensificar el mensaje "Putin es el mal" que los medios "occidentales" se les dice a propagarse en poblaciones.

Luna de Alabama
27 de de febrero de, el año 2016

Traducción: Dominique Muselet

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s