Por qué los atentados en Egipto

Por qué los atentados en Egipto

1481450263_550004_1481470831_noticia_fotograma.jpg

Los atentados terroristas el sábado día 10 y el domingo 11 de diciembre en Estambul y El Cairo, aquí en el complejo eclesiástico de la Catedral copta de San Marcos, dejando al menos 44 muertos en el primer caso y 24 en el segundo, reflejan la barbarie en la sociedad mundial en la que vivimos. Pero esta barbarie, contrariamente a lo que pensamos, no se debe a la intolerancia y fanatismo de sociedades o países atrasados. Esta explicación, aunque fácil y cómoda, está bien distante de su realidad social actual.
El problema para comprender este tipo de sucesos y por qué se llevan a cabo se nutre de un desconocimiento sobre los propios países donde ha ocurrido. Para ello, para intentar entender, es necesario adentrarse en la vida política y económica de cada uno de ellos, porque es muy diferente.
Egipto es visto en el mundo de occidente como un estado represivo, cuyo ejército dio un golpe de Estado para quitar a los Hermanos Musulmanes, que supuestamente llegaron democráticamente al poder, y hacerse así con el control institucional, reprimiendo a los disidentes. Esta visión, por muchos adeptos que tenga aquí, no es compartida por la mayoría de egipcios y egipcias, que son los que saben lo que realmente ocurrió allí.
No podemos considerar muy legítima la intervención exterior de Washington a través de la "Primavera Árabe" para derrocar a Mubarak y colocar a un fiel del colonialismo como Morsi, de los Hermamos Musulmanes , que han sido y son un caballo de Troya en Oriente Medio. Financiados así mismo masivamente por Catar y no consiguiendo apenas un 25 % de apoyo con en torno a un 50 % de abstención, en unas elecciones con condiciones completamente favorables. Contrasta este resultado con el que más de un 45 ,98 % de l@s egipci@s sustentarían a al Sisi como el próximo presidente en 2014 (a Obama le votaron en 2012 un 29,74 % de l@s estadounidenses). Desconocido es en nuestras tierras que un 67,1 % de la población de Egipto se abstuvo en el referéndum sobre la constitución preparada por los HH.MM. que convertiría en verdad a esa nación en una tiranía islamista. Desconocido es también que el verdadero golpe de Estado lo estaba gestando la organización de Morsi y sus poderosos padrinos extranjeros. Vean algunas de las actuaciones que llevaban a cabo:

La suspensión del poder judicial después de las elecciones.

La suspensión de la Cámara Baja del Parlamento.

La posterior modificación de la Constitución, favoreciendo a los partidos y organizaciones islámicas, mientras discriminaba a las organizaciones y partidos seculares.

Y finalmente la modificación de la ley de elección, que habría hecho casi imposible a cualquier partido no islamista registrarse en las elecciones. 3

Por supuesto, los medios de comunicación corporativos , portavoces de quienes instigaban tal intromisión en perjuicio del país donde desemboca el Nilo, callaron y acusaron con falsas aseveraciones.
Además, y hay mucho más, y esto incluso es todavía más grave, estaba la intención de los HH.MM. de involucrarse en la guerra contra Siria y el enorme riesgo de la propia fractura del país, que ya había perdido su soberanía al dejar los medios de este en manos de la OTAN y del mismo Israel en el Sinaí, donde campaban a sus anchas terroristas salafistas, entre ellos de Hamás.
En Egipto las brigadas Qassam de Hamás han actuado llevando a cabo atentados terroristas, todo ello con el respaldo por detrás de Catar (también Turquía), que también ayudó a llegar al poder a los HH.MM. en Egipto.

Hamás, desde 2012, ha participado activamente en una insurgencia en el Sinaí egipcio. La insurgencia pretendía desestabilizar Egipto en tal grado que "la comunidad internacional", es decir, la OTAN, podría haber llamado por una "intervención militar", y de esta forma hubiese obtenido control tanto sobre el Sinaí como sobre el Canal de Suez. 4

La situación era complicada para la sociedad egipcia y su soberanía nacional. Podemos verlo además con la ola de terror infundida por los HH.MM. sobre el resto de la población, especialmente, como en el atentado comentado al inicio, sobre la comunidad cristiana:

Durante las últimas tres semanas, la mayoría de egipcios han estado viviendo en el miedo, la comunidad copta más que cualquier otro grupo. Desde el derrocamiento de Mohamed Morsi por el pueblo y con la ayuda de las fuerzas armadas, ha habido ataques sistemáticos contra edificios de cristianos en todo el país. Hasta el jueves, 45 iglesias habían sido atacadas, muchas joyas arquitectónicas han sido completamente quemadas. Tiendas y edificios pertenecientes a cristianos han sido marcados en Al-Minya, en el Alto Egipto, conocido por su comunidad copta, con una "X" negra por los radicales. Los coptos vivían con temor viendo muchas de sus iglesias, escuelas y orfanatos atacados e incendiados, mientras eran insultados por los atacantes. Los musulmanes que formaron controles en los barrios para proteger a sus vecinos cristianos, no pudieron ofrecer más consuelo a los que viven en el miedo en su propio país. A los musulmanes que no pertenecen o simpatizan con la Hermandad Musulmana no les ha ido mucho mejor en el plano psicológico. Jeques radicales los insultaron en sus canales privados, cuestionaron su fe y a veces los llamaban infieles. Atrapados en una guerra emocional impulsada por el abuso de la religión, muchos musulmanes se llenaron de ira por su religión y por el uso de dicha religión para perseguir a los coptos, chiíes y cualquier persona que no se ajusta a la forma de pensar de la Hermandad. 5

Y en la disposición a lanzar una guerra contra su histórico aliado y el mayor socio protector de Palestina, Siria.

Los Hermanos Musulmanes de Egipto llamaron el lunes al mundo árabe y a otros poderes del mundo para intervenir militarmente en Siria, después que 108 personas fuesen asesinadas en la ciudad de Houla en un ataque en el que culpaban a las fuerzas del presidente Bashar Assad. 6

Vean estos enlaces sobre Houla para comprender la campaña de propaganda maliciosa que se hizo sobre ella y que la responsabilidad no era en absoluto del Gobierno sirio:
The Houla Massacre. Media Lens. 31.5.2012. Enlace
The Houla Massacre: the disinformation campaign. Global Research. 13.06.2012. Enlace
Diez mentiras sobre la masacre de Houla. CIAR. Boletín 463. Diciembre 2012 Enlace

Por todos estos motivos y viendo claramente quién estaba detrás de los Hermanos Musulmanes, Abdel Fatah al-Sisi declaraba lo siguiente en 2013, cuando aún era general:

La gente de Egipto es consciente del hecho de que los EE.UU. han apuñalado a Egipto en la espalda con los Hermanos Musulmanes y Morsi. No es nada que Egipto olvidará o perdonará fácilmente. 7

Como consecuencia de todo esto Egipto realizó un giro en sus relaciones internacionales, sin romper completamente con Estados Unidos buscaba otros socios, como es el caso de Rusia, o también de China.
Viendo todas estas situaciones y muchas otras que pueden consultar en el siguiente enlace sobre Egipto y en la bibliografía adjunta, se puede entender la actuación del ejército ante una enorme demanda popular donde más de 22 millones de personas firmaron pidiendo la destitución de Morsi y donde más de 14 millones salieron a las calles para lograrlo.

Por lo tanto, la campaña Tamarod (rebelión) surgió, recogiendo 22 millones de firmas y números de identificación de los que querían expulsar a Morsi dentro de dos meses. Algunos dudaban de los números, pero los millones de personas que salieron a las calles el 30 de junio eran la prueba viviente de la voluntad de la mayoría. En cada provincia, los ciudadanos se reunían para demandar pacíficamente la dimisión de Morsi. Aunque la gente preveía enfrentamientos mortales con los seguidores de la Hermandad, salieron a las calles. Aquella noche descubrieron que no estaban solos; que millones sentían de la misma forma. Ese descubrimiento fue eufórico para muchos, especialmente aquellos que nunca participaron en una manifestación antes. Durante tres días Morsi permaneció desafiante, creyendo que las protestas se extinguirían, pero la voluntad de la gente cansada y desesperada prevaleció y el 3 de julio las fuerzas armadas se pusieron del lado de la gente, quitando a Morsi.

En las calles la gente estaba exultante. No se preocuparon y todavía no se preocupan si occidente lo llamó un “golpe de Estado”, un “golpe militar” o una invasión espacial. Ellos han estado viviendo en un país desgarrado por la incitación sectaria hecha por los jeques radicales, apoyados por Morsi y la Hermandad, cuando ellos apenas podían llegar a final de mes. 5

La violencia no se originó de la mano del ejército, sino que vino como respuesta a la provocada por los HH.MM.
En relación a la muy nombrada masacre en la plaza de Rabba y alrededores en El Cairo, de acuerdo a la investigación del medio de información no corporativo nsnbc.me y a la dada por los allí presentes, fueron francotiradores vinculados a los Hermanos Musulmanes los que empezaron a disparar a los manifestantes que comenzaban a desalojar la plaza tras el requerimiento de la policía para hacerlo.

Los disparos causaron pánico he hicieron que la gente huyese hacia la plaza, donde centenares fueron acribillados por los militantes de los Hermanos Musulmanes, que les disparaban desde detrás de barricadas de sacos de arena. 8

Los medios de comunicación, CNN, BBC, por supuesto Al Jazeera, de la dictadura de Catar, etc, y hasta RT, luego mostrarían al ejército disparando, pero, claro, sin decir lo que ocurrió anteriormente y sin contar que el ejército precisamente disparaba a estos militantes fundamentalistas fuertemente armados.

El hecho de que la policía disparó a los militantes que estaban cometiendo una matanza sobre los seguidores de los HH.MM. y Morsi fue omitido, incluso por los reporteros estadounidenses para canales como Russia Today, que compraron la propaganda de Al Jazeera indiscriminadamente. 8

Ver también el siguiente informe sobre la violencia desatada en Egipto: Condemnation of violence in Egypt. Whose violence and why.
Entendida esta situación que la mayoría de occidente desconoce sobre Egipto y viendo el camino tomado por el presidente actual, al Sisi, de alejamiento de Estados Unidos por su traición, también de Arabia Saudí por la posición egipcia de apoyar a Siria, no enfrentarse a Irán o dejar de participar en su testimonial actuación contra Yemen, con el acercamiento a Rusia e incluso a China, se entiende que en Washington no estén contentos. Y cuando tales dictadores del mundo no consiguen lo que quieren ya sabemos a los métodos sucios a los que recurren. El atentado en la catedral copta por medio de los mercenarios islamistas preparados ad hoc tenía y tiene ese propósito, dañar al antiguo socio para que se someta a las órdenes. Ya les avanzo que Egipto ahora no cederá.

PS:
Sobre las relaciones de los entramados terroristas en Egipto: Muslim Brotherhood and Qatar behind.

Referencias-Notas:
1. Egipto divulga un vídeo de los momentos previos al atentado contra la iglesia copta. El Mundo. 13.12.2016.
2. Aumentan a 44 los fallecidos por el doble atentado en Estambul. La Vanguardia. 12.12.2016.
3. Christof Lehmann. Morsi and 35 top muslim brothers to be prosecuted in Egypt´s biggest spy and terrorism case. nsnbc, 19.12.2013
4. Christof Lehmann. Lack of a meaningful debate about the role of Hamas, Turkey, Qatar, harms palestinian cause. nsnbc.me. 10.08.2014
5. Sara Abou Bakr. What is happening in Egypt? Daily News. 17.08.2013.
6. Egypt´s Brotherhood calls for intervention in Syria. Alakhbar. 28.05.2012.
7. Christof Lehmann. The U.S. stabbed Egypt in the back – Al-Sisi. nsnbc.me. 4.6.2014.
8. Christof Lehmann. Egypt denies entry to Human Rights Watch Chief and Top-officials. nsnbc.me. 13.08.2014.
9. Jean Perier. Egypt’s Shifting Position May Tip the Scales in Damascus’ Favor. New Eastern Outlook. 1.12.2016.

PUTIN DESTROZA PÚBLICAMENTE EN RUEDA DE PRENSA EL ORGULLO DE EE.UU.

PUTIN DESTROZA PÚBLICAMENTE EN RUEDA DE PRENSA EL ORGULLO DE EE.UU.

Ojos para la Paz

Ufff! Merece la pena ver detenidamente este video en el que Putin destroza la arrogancia de Estados Unidos. Estados Unidos nos ve como enemigos, pero nosotros no vemos a Estados Unidos como enemigos. Estados Unidos arma al ISIS. Los mercenarios van a donde más les pagan -"Sé incluso las cantidades que les pagan"- ¿De verdad no entiende Estados Unidos quien está luchando en Siria? ¿No saben que son mercenarios? Les llaman "oposición siria moderada". Ellos van a donde más les pagan, se van al ISIS, ocupan los campos de petróleo ¿Quien compra el petróleo al ISIS? Los aliados de Estados Unidos. ¿Dónde están las sanciones impuestas a quienes compran este petróleo? Estados Unidos solo considera sus beneficios, sus ganancias, su conomía. No considera a "los otros". ¿Qué hicieron en Libia? Una agresión contra un estado, hoy destrozado. ¿La hizo Rusia? No, fue Estados Unidos. Tienen un insaciable deseo de gobernar. Solo actúan como imperialistas

https://www.youtube.com/watch?v=yPzj9xeZQGI&feature=youtu.be

th?id=OVP.V6918710280a2586c5c48f5f627d9d95c&pid=Api YouTube
www.youtube.com

“La izquierda se ha autodestruido aceptando las intervenciones humanitarias”

Jean Bricmont recoge en su libro ‘Imposturas intelectuales’ que la izquierda debería exigir un estricto respeto del derecho internacional por parte de los gobiernos occidentales

Jean Bricmont y su libro EFE

Jean Bricmont, profesor de Física en la Universidad Católica de Lovaina

MÁS INFORMACIÓN

ÀNGEL FERRERO

MOSCÚ.- Jean Bricmont (Uccle, 1952), profesor de Física en la Universidad Católica de Lovaina, es conocido por el público español por Imposturas intelectuales (Paidós), una demoledora crítica del posmodernismo coescrita con Alan Sokal, y por Imperialismo humanitario. El uso de los Derechos Humanos para vender la guerra (El Viejo Topo), de cuya edición española se cumplen en este 2015 diez años. Con motivo de este aniversario, Público entrevistó a Bricmont para hablar de las principales ideas del libro, con el conflicto de Siria como telón de fondo.

Han pasado 10 años desde la publicación en español de Imperialismo humanitario. ¿Qué le llevó a escribir entonces este libro?

Comenzó como una reacción a la actitud de la izquierda durante la guerra de Kosovo, en 1999, que fue en gran medida aceptada con argumentos humanitarios, y también a la más bien débil oposición del movimiento pacifista antes de la invasión de 2003 en Irak.

Por ejemplo, muchos "pacifistas" aceptaron la política de sanciones impuesta en la primera guerra del Golfo, en 1991, e incluso después, y eran favorables a las inspecciones en los días previos a la guerra sin darse cuenta de que era una maniobra para preparar a la opinión pública para que la aceptase, algo que se hizo público a través de filtraciones posteriores, como los llamados papeles de Downing Street.

Me parecía que la ideología de la intervención humanitaria había destruido por completo en la izquierda cualquier noción de respeto al derecho internacional, así como cualquier actitud crítica hacia los medios de comunicación.

¿Qué cree que ha cambiado en estos últimos 10 años?

Los imperialistas humanitarios siguen ocupados empujándonos hacia nuevas guerras

Han cambiado muchas cosas, aunque me temo que no debido a mi libro. Se trata, más bien, de una realidad que se ha revelado por sí misma, primero, con el caos en Irak, luego en Libiay ahora en Siriay en Ucrania, conduciendo a la crisis de los refugiados y a un estado próximo a la guerra con Rusia, que no sería un simple desfile militar.

Los imperialistas humanitarios siguen ocupados empujándonos hacia nuevas guerras, pero ahora hay una parte considerable de la opinión pública que está en contra de estas políticas. Esa parte es probablemente más importante en la derecha que en la izquierda.

El papel de los intelectuales a la hora de legitimar las intervenciones e injerencias occidentales es duramente criticado en el libro, así como sus acciones simbólicas, como la firma de cartas públicas y manifiestos, ¿por qué?

El problema con los intelectuales es que les encanta pretender que son críticos del poder cuando en realidad lo legitiman. Por ejemplo, lamentarán que nuestros gobiernos occidentales no hacen lo suficiente para promover nuestros valores (a través de intervenciones y subversiones), lo que, por descontado, refuerza el concepto de que “los nuestros” o “nuestros gobiernos” hacen eso de buena voluntad, algo de lo que conviene dudar, como trato de explicar en mi libro.

Estos intelectuales en ocasiones son criticados, ¿pero por quién? En general por figuras marginales, creo. Siguen dominando en los medios de comunicación y en la esfera intelectual.

Otra de las preocupaciones del libro es la degradación del discurso público. ¿Cree que la situación empeorado? ¿Cómo valora el impacto de las redes sociales?

El discurso público ha ido de mal a peor, al menos en Francia. Este hecho está relacionado con la censura constante, ya sea a través de demandas legales o campañas de demonización, o del discurso políticamente incorrecto, en el que se incluye a quienquiera que cuestione el discurso dominante sobre los crímenes de nuestros enemigos y las justificaciones para las guerras.

Las redes sociales es la única alternativa que queda a los disidentes, con el inconveniente de que, allí, cabe cualquier cosa, incluyendo las teorías más descabelladas.

Algunos comentaristas señalan que Rusia está utilizando actualmente su propia versión de la “ideología de los derechos humanos” para justificar su intervención en Crimea o su campaña de bombardeos en Siria contra el Estado Islámico. ¿Le parece justa esta comparación?

¿Quién empezó a desmantelar el orden internacional basado en la Carta de la ONU y la premisa de igual soberanía de todas las naciones? La respuesta, obviamente, es los EEUU y sus aliados

No creo que Rusia ni siquiera alegue intervenir por motivos humanitarios. En el caso de Crimea, se basa en el derecho a la propia autodeterminación de un pueblo que es básicamente ruso, que fue vinculado a Ucrania de manera arbitraria en 1954 (en una época en la que no importaba demasiado, porque Ucrania era parte de la Unión Soviética) y que tenía todas las razones del mundo para temer un gobierno fanáticamente antirruso en Kiev.

En el caso de Siria, han respondido a la demanda de ayuda del gobierno de ese país para combatir a los terroristas procedentes del extranjero. No veo por qué es menos legítima que la intervención de Francia en Mali, que también fue demandada por el gobierno de ese país, o la intervención, más reciente, de Estados Unidos en Irak contra el Estado Islámico.

Por supuesto, los movimientos de los rusos pueden demostrarse como equivocados y pueden debatirse desde un punto de vista pacifista, pero la cuestión fundamental es la siguiente: ¿Quién empezó a desmantelar el orden internacional basado en la Carta de la ONU y la premisa de igual soberanía de todas las naciones? La respuesta, obviamente, es los Estados Unidos y sus aliados (en los viejos tiempos, uno estaba acostumbrado a decir lacayos). Rusia sólo está respondiendo a ese desorden y lo hace a través de vías legales.

No abandonemos Siria. Algunos políticos europeos exigen una intervención militar en Siria y Libia para restaurar el orden y detener el flujo de refugiados hacia la Unión Europea. ¿Qué opina de esta crisis y de las soluciones planteadas por la UE?

Nadie probablemente esperaba la crisis de los refugiados, pero ocurrió en un momento en el que los ciudadanos europeos son crecientemente hostiles a la inmigración y a la construcción europea.

Los políticos no saben resolver el problema que ellos mismos han creado. Sobre el conflicto, diré que exigiendo la dimisión de Assad como condición previa a resolver la crisis siria y apoyando a los llamados rebeldes moderados (la etiqueta moderado significa aquí, en la práctica, que son los que han sido escogidos por nosotros), previene cualquier solución en Siria. Es más, una solución política debería estar basada en la diplomacia y esto último presupone una evaluación realista de las fuerzas.

En el caso de Siria, ser realista significa aceptar el hecho de que Assad tiene el control del ejército y tiene aliados extranjeros, Irán y Rusia. Ignorar este hecho es una manera de negar la realidad y de rechazar dar cualquier oportunidad a la diplomacia.

Nadie probablemente esperaba la crisis de los refugiados, pero ocurre en un momento en el que los ciudadanos europeos son crecientemente hostiles a la inmigración y a la construcción europea. La mayoría de los gobiernos europeos se enfrentan a lo que llaman movimientos populistas, esto es, movimientos que exigen una mayor soberanía para sus propios países.

El flujo de refugiados no podría llegar en peor momento desde el punto de vista de los gobiernos europeos, por lo que intentan resolver el problema como pueden: con países periféricos como Hungría alzando vallas (que denuncian en público pero de las que probablemente se alegran en privado), reintroduciendo controles fronterizos, pagando a Turquía para que se haga cargo de los refugiados, etcétera.

También hay, por supuesto, llamadas a intervenir en Siria y resolver el problema "en su origen". ¿Pero qué es lo que pueden hacer ahora? ¿Prestar un mayor apoyo a los rebeldes creando una zona de exclusión aérea, por ejemplo, y arriesgándose a tener una confrontación directa con los rusos? ¿Ayudar al ejército sirio a combatir a los rebeldes, como hacen los rusos? Pero eso significaría dar la vuelta a años de propaganda y políticas contrarias a Assad.

En suma, son rehenes de su propia situación, lo cual es una posición incómoda.

¿Por qué cree que los verdes y la nueva izquierda defienden las intervenciones humanitarias?

la nueva izquierda está enteramente dominada por intelectuales pequeño-burgueses

En última instancia uno debe llevar a cabo un análisis de clase de la “nueva izquierda”. Mientras que la “vieja izquierda” se basaba en la clase obrera y sus dirigentes procedían de esa clase social, la nueva izquierda está enteramente dominada por intelectuales pequeño-burgueses.

Estos intelectuales no son “burguesía”, en el sentido de que no poseen los medios de producción, ni son tampoco explotados.

Su función social es la de proporcionar una ideología que pueda servir de justificación cómoda a un sistema económico y a una serie de relaciones internacionales que están basadas, en última instancia, en la fuerza bruta. La ideología de los derechos humanos es perfecta desde ese punto de vista.

Es lo suficientemente idealista e imposible de poner en práctica de manera consistente (si uno tuviera que librar una guerra contra cada “violador de los derechos humanos”, entonces entraríamos en una guerra contra todo el mundo, incluyéndonos a nosotros mismos), como para permitir a aquellos defensores de la oportunidad observar críticamente a los gobiernos (si no Intervienen lo suficiente).

Sin embargo, desviando la atención de las relaciones de fuerza reales en el mundo, la ideología de los derechos humanos ofrece también a aquellos que mantienen realmente el poder una justificación moral para sus acciones. Así, los intelectuales pequeño-burgueses de la nueva izquierda pueden servir al poder y pretender, al mismo tiempo, ser subversivos. ¿Qué más se le puede pedir a una ideología?

En la conclusión del libro recomienda una suerte de pedagogía para el público occidental, con el fin de que éste acepte el fin de la hegemonía occidental y la emergencia de un nuevo orden en las relaciones internacionales. ¿Cómo se puede contribuir a ello?

La izquierda debería exigir un estricto respeto del derecho internacional por parte de los gobiernos occidentales

Como dije antes, es la realidad la que está forzando a la audiencia occidental a cambiar. Siempre fue un disparate pensar que se podían promover los derechos humanos con un sinfín de guerras, pero ahora vemos las consecuencias de ese disparate ante nuestros propios ojos.

Debería haber una reorientación radical de las prioridades de la izquierda en los asuntos internacionales: en lugar de intentar resolver los problemas en otros países a través de intervenciones ilegales, la izquierda debería exigir un estricto respeto del derecho internacional por parte de los gobiernos occidentales, la cooperación pacífica con otros países, en particular Rusia, Irán y China, y el desmantelamiento de alianzas militares agresivas como la OTAN.

Me gustaría preguntarle sobre Imposturas intelectuales, el otro libro que le hizo conocido para el público no especializado. Este libro, coescrito con Alan Sokal, es una crítica al posmodernismo. ¿Sigue existiendo esa influencia del posmodernismo entre los académicos y en la opinión pública?

Me resulta difícil responderle a esta pregunta, porque precisaría un estudio sociológico para el que no cuento con los medios necesarios. Pero debería decir que el posmodernismo, como el giro hacia las intervenciones humanitarias, es otra vía por la que la izquierda se ha autodestruido, aunque este aspecto ha tenido consecuencias menos dramáticas que las guerras y el daño se limitó a una “élite” de los círculos intelectuales.

Si la izquierda quiere crear una sociedad más justa, ha de contar con una noción de justicia. Si adopta una actitud relativista hacia la ética, ¿cómo puede justificar sus objetivos? También tiene quedenunciar las ilusiones y mistificaciones del discurso dominante.

Es mejor respaldarse en una noción de verdad que no es una “construcción social”, sin más. El posmodernismo ha contribuído en gran medida a la destrucción de la razón, la objetividad y la ética en la izquierda, y la ha conducido a su suicidio.

“Siria aún huele a jazmín”:sobre la guerra en Siria.

La guerra en Siria comienza un 15 de Marzo del 2011 al calor de las mal llamadas “primaveras árabes” y aprovechando un descontento generalizado en el país cómo consecuencia de las políticas económicas neoliberales, aplicadas en el 2005.

Desempleo y pocas perspectivas de futuro para la mayoría de los jóvenes, generó la situación perfecta para que organizaciones financiadas por países como Qatar o Arabia saudí -los Hermanos Musulmanes entre otras- comenzaran a ejercer influencia entre el sector más joven de la sociedad, sobre todo en las zonas rurales. El Partido comunista sirio – miembro del parlamento – había denunciado en numerosas ocasiones las nefastas consecuencias de esas políticas y como se corría el riesgo de utilizar el descontento de la población en contra de los intereses del país, en un contexto internacional que organizaba y apoyaba abiertamente las revueltas en el mundo árabe.

Las protestas de Dara’a e Idleb son respondidas rápidamente por manifestaciones masivas de apoyo al gobierno sirio y dejando claro la población civil – porque el objetivo era muy evidente desde el primer momento – que no se iba a permitir la injerencia extranjera en asuntos internos del país. Esa injerencia ha sido evidente. Los llamados “grupos rebeldes”, “oposición moderada” y todo tipo de eufemismos para no referirse a ellos como lo que son; terroristas – los mismos que actuaron en París o Niza, por ejemplo – han sido financiados y armados por occidente desde el minuto uno. Hillary Clinton reconoció en agosto del 2014, en una entrevista a una cadena estadounidense, que ellos – el gobierno de EEUU – había creado y financiado al ISIS y que el tema se les había ido de las manos.

También la guerra mediática se produce a nivel prácticamente global. El tan manido “Al Assad no es un santo” ha servido para lanzar durante casi seis años una campaña de desprestigio y demonización de un gobierno soberano. Enmascarar el imperialismo en falsas revoluciones populares ha sido tendencia estos últimos años y Siria no se iba a librar de ello. Incluso cuando el gobierno sirio – en su legítimo derecho – pide ayuda a Rusia, se intenta presentar como una provocación de esta a occidente, cuando – y la realidad lo ha demostrado – se trataba de la última esperanza de Siria para sobrevivir a este conflicto.

Poco o nada se ha hablado de la Siria anterior a la guerra. De su gobierno laico, de su respeto por las minorías, de su lucha titánica contra el sionismo israelí, de su alianza con el vecino Líbano, laico también, de su apoyo a la lucha del pueblo Palestino y en definitiva, de un pequeño país que se ha convertido en un problema para los planes expansionistas de Israel y Turquía y de occidente en último término.Tener una salida al Mediterráneo del petroleo iraquí a través de Siria es algo que se plantea desde la ocupación de Iraq, así cómo la división del territorio sirio para darle cabida a un “estado kurdo” y con ello que Turquía – miembro de la OTAN – se sacudiese el problema kurdo de encima.

Lejos queda ya la Siria con olor a jazmín, los dulces con sabor a pistacho y las risas de sus niños al ir a la escuela, pero a pesar del gran destrozo que han provocado en un país con una de las historias más ricas y antiguas del planeta, nos quedará por siempre la capacidad de todo un pueblo luchando contra el imperialismo, contra el fascismo que suponen las monarquías árabes y haciendo suya una de las frases del Che Guevara “seamos realistas y hagamos lo imposible”.

Publicado originalmente en: Queridxs Camaradas

Delegación parlamentaria checa reitera su apoyo a Siria

Delegación parlamentaria checa reitera su apoyo a Siria

Damasco, SANA– Hadiyeh Abbas, presidenta de la Asamblea Popular, destacó el martes durante su reunión con una delegación parlamentaria checa encabezada por, Zuzka Bebarova Rujbrova, la necesidad de mejorar las relaciones entre Siria y la República Checa en todos los sectores, en particular los parlamentarios.

Abbas señaló que la visita de la delegación checa a Siria es una iniciativa importante que contribuirá al desarrollo de las relaciones bilaterales e impulsarlas.

Añadió que tales visitas de delegaciones de países amigos ayudan a exponer la naturaleza de la guerra terrorista liberada contra Siria y el apoyo brindado a los terroristas por países árabes, regionales e internaciones.

Abbas destacó el importante papel desempeñado por la República Checa, en particular su parlamento, en apoyar al pueblo sirio durante la crisis y la continua ayuda prestada por la República Checa a las familias desplazadas y otras familias afectadas por el terrorismo.

A su vez, Rujbrova expresó su confianza en que Siria es capaz de restablecer la seguridad y la estabilidad de todo su territorio y comenzar la reconstrucción para asegurar el regreso de las familias desplazadas a sus hogares, afirmando la importancia de reforzar la cooperación bilateral en la lucha contra el terrorismo.

Señaló que su país seguirá enviando ayuda humanitaria a los sirios y está dispuesto a tomar parte en la fase de reconstrucción.

Por su parte, un miembro de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento checo confirmó la importancia de la visita de la delegación para inspeccionar la situación sobre el terreno y señaló que los ciudadanos sirios pasan sus días normalmente.

La delegación checa visitó posteriormente el centro de estancia temporal de los desplazados en Mashroua Dummar.

M/Miri

SANA

¿Quien utiliza el terrorismo para desestabilizar a Egipto?. Egipto decidio apoyar a Siria

12 diciembre, 2016
explosion EgiptoNoticiasNoticias Regionales





Una explosion en la capital egipcia mató el domingo a 25 personas e hirió a otras 48, señaló la televisión estatal del país.

La explosión tuvo lugar durante la celebración de una misa en la Catedral Copta de El Cairo el domingo. La bomba estaba colocada en la parte reservada a las mujeres. La mayor parte de las víctimas son, pues, mujeres y niños.

Los coptos representan el 10% de la población de Egipto.

Ningún grupo o individuo ha reivindicado la responsabilidad por los atentados mortales.

Justo dos dias antes, un ataque terrorista contra la comisaría de Al Haram, en el oeste de El Cairo, causó la muerte a seis policías y heridas a siete personas.

Poco después, la explosión de una bomba al paso de un vehículo policial en la provincia de Kfar al Sheij, en el Delta del Nilo, causó un muerto y dos heridos.

El aumento de los atentados en Egipto tiene lugar en un contexto de creciente tensión entre El Cairo y Riad, por un lado, y El Cairo y Doha, por otro. Cabe recordar que Arabia Saudí y Qatar son los principales promotores de los grupos extremistas de tendencia wahabí en el mundo. En este sentido, ambos parecen querer castigar a Egipto por sus recientes gestos de aproximación a Siria y su negativa a seguir sus políticas en la región.

Esto es al menos lo que piensa el presidente de la Comisión de Defensa y Seguridad Nacional del Parlamento egipcio, Yahia al Kadwani, que acusó a Qatar de ser “el principal apoyo financiero y mediático” de los terroristas que actúan en Egipto y más concretamente los que atentaron contra la Catedral Copta.

“Es a través de su cadena de televisión Al Yazira y de sus miles de millones de dólares que Qatar busca alcanzar sus objetivos nefastos en Egipto y es a este régimen al que incumbe la responsabilidad de este atentado (contra la Catedral)”, dijo Kadwani, que añadió que las autoridades egipcias llevarán a cabo una “investigación profunda” de estos atentados y pondrán en marcha medios eficaces para luchar contra el terrorismo.

Source: Prensa Árabe

Serbia se declara neutral y antiterrorista

Serbia se declara neutral y antiterrorista

rrrttttt1.jpg
Serbia no se adherirá a la OTAN ni tampoco a las sanciones antirrusas, declaró el ministro de Exteriores de Serbia, Ivica Dacic, a los periodistas en Belgrado.

“No nos sumaremos a las sanciones o otras acciones contra Rusia y como sabéis no tenemos la intención de incorporarnos a la OTAN”, dijo Dacic añadiendo que el Parlamento de Serbia votó por la neutralidad militar del país.

Explicó que “de hecho no somos un país neutral, pero llevamos a cabo la política de neutralidad militar”.

Dacic matizó que el deseo de Serbia de entrar en la Unión Europea “no tiene nada que ver” con las relaciones con Rusia y el país no permitirá que esta aspiración sea presentada como una posición antirrusa.

El presidente serbio, Tomislav Nicolic, opinó previamente en el encuentro con el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, que su país jamás formará parte de los que odian a Rusia añadiendo al mismo tiempo que Serbia y Rusia nunca odiarían a otro país.

Señaló que “Serbia tiene a muchos amigos en el mundo pero nuestra amistad nunca fue cuestionada incluso mientras nuestros amigos mayores se disputaban, y en las políticas hasta el momento Rusia fue un gran apoyo para Serbia”.

El 12 y 13 de diciembre, el jefe de la diplomacia rusa está en la capital de Serbia con una visita de trabajo para encontrarse con altos cargos del país y participar en la reunión del Consejo de Ministros de Exteriores de la Cooperación Económica del mar Negro (BSEC).

Sputnik

Las claves de la guerra de Siria.

Cu6bpwMWcAAbL59.jpg

La Guerra de Siria fue desencadenada a comienzos de 2011 por el imperialismo dentro de la campaña de la Primavera Árabe que tiene por objeto cambiar la correlación de fuerzas en Oriente Medio y el norte de África y proceder a un nuevo reparto de las esferas de influencia.
El documento oficial de la DIA (Agencia de Inteligencia del Pentágono) de 12 de agosto de 2012, desclasificado el 18 de mayo de 2015, señala que “los países occidentales, los Estados del Golfo y Turquía apoyan en Siria a las fuerzas de oposición para establecer un emirato salafista en el este de Siria, conforme a los deseos de las potencias que respaldan a la oposición para aislar al régimen sirio”.
La agresión imperialista tiene una estrecha relación con la invasión de Irak en 2003. El gobierno de Bashar Al-Assad fue uno de los pocos que se opusieron a ella y apoyaron a la resistencia contra las fuerzas ocupantes del Pentágono. Los imperialistas obligaron a millones de irakíes a cruzar la frontera y establecerse en el país vecino.
Se trataba de reproducir en Siria el mismo guión que en Irak, dibujar un nuevo mapa, no sólo geográfico sino también político, fragmentar Oriente Medio en territorios religiosa y nacionalmente homogéneos, crear nuevos reinos de taifas, engendrar inestabilidad y, en suma, dividir para dominar.
Es mucho más que una estrategia de “caos controlado” porque a medida que el tiempo transcurría y el gobierno de Siria se mantenía en pie, la estrategia imperialista se convirtió en una guerra de desgaste, interminable, agotadora y cruel.
Una vez desencadenada la Primavera Árabe, en diciembre de 2011 las tropas estadounidenses se retiraron de Irak. Lo mismo que en Afganistán, la retirada nunca fue completa ni duró mucho tiempo.
La elección de Siria como objetivo militar se debe a varios motivos. El primero es su estrecha alianza con Irán, la bestia negra del imperialismo en la región. El segundo es su guerra permanente con Israel, que desde 1981 ocupa los altos del Golán, una parte fronteriza del territorio sirio. El tercero es su oposición a la invasión de Irak, tras la cual muchos irakíes se refugiaron en Siria huyendo de la represión.
La eliminación de Saddam Hussein en Irak fortalece a Irán que, junto con Siria, es uno de los componentes más importantes del denominado “eje de la resistencia” contra el imperialismo en Oriente Medio. En los correos electrónicos de Hillary Clinton, cuando era secretaria de Estado, aparece uno escrito en diciembre de 2012, en el que asegura que, dada la “relación estratégica” entre Irán y Siria, el derrocamiento de Bashar Al-Assad sería un beneficio inmenso para Israel y haría que Israel perdiera el temor a perder el monopolio nuclear.
Además de romper ese “eje de la resistencia” en Oriente Medio (Irán, Siria, Hezbollah), la Guerra de Siria también tiene como objetivo la alianza de Bashar Al-Assad con Rusia, estrechar el cerco sur sobre Rusia, una continuación del que la OTAN intenta trabar desde el Báltico, Ucrania, Cáucaso y Asia central. La Primavera Árabe es una continuación de las “revoluciones de colores” desatadas por los imperialistas desde 1990 en los nuevos Estados surgidos de la fragmentación de la Unión Soviética.
La guerra trató de interferir en la Ruta de la Seda, meter una cuña entre Rusia y China, lo mismo que ya tiene una introducida entre Rusia y Europa.
Ha sido el mayor fracaso del imperialismo en la guerra, ya que ha fortalecido el protagonismo de Rusia, no sólo en Oriente Medio sino en el mundo entero y ha estrechado sus relaciones con Irán y con China.
Al inicio de la guerra la relación de Siria con Turquía es buena. Ambas partes habían firmado en 1999 el Acuerdo de Adana. En plena etapa de esplendor económico, el gobierno de Erdogan se había opuesto tanto a las sanciones contra Irán como al ataque contra Irak en 2003. Turquía está contra los planes del imperialismo en Oriente Medio porque sería una de sus víctimas. Por eso se opone al nuevo reparto.
Sin embargo, muy rápidamente los imperialistas presionan a Turquía para que desempeñe el papel de base logística de los salafistas. Al miso tiempo Siria permite que el PKK se convierta en Rojava en una plataforma contra los vecinos del norte.
Turquía experimenta un doble fracaso. El primero es el de la paz. La política de “cero problemas con los vecinos” fracasa. El segundo es el de la guerra, que le conduce al enfrentamiento con Rusia y un aislamiento total en la región. El realineamiento de Turquía en 2016 es otro de los grandes fracasos del imperialismo en la guerra.

Publicado originalmente en: LibreRed