La Plataforma Global contra las Guerras se posiciona sobre la última resolución de Izquierda Unida sobre el conflicto en Siria 

Ante la reciente resolución sobre la guerra en Siria aprobada por el Consejo Político Federal de Izquierda Unida (IU) el pasado 4 de marzo, la PGCG comunica su negativa a apoyar es la misma y considera además que es su obligación el explicar los motivos que hacen que sea del todo imposible suscribirla.

Reconocemos que en esta nueva resolución de IU se aprecia una sensible mejoría con respecto a la anterior resolución presentada el pasado 14 de enero por ciertos sectores de IU (que, entre otras cosas, solicitaba la retirada de toda presencia militar extranjera en Siria). En efecto, la nueva resolución reconoce el carácter legal de la presencia militar rusa en Siria, así como de efectivos militares iraníes y de la guerrilla del Hezbollah. Asimismo, también reconoce el (citamos) “posicionamiento económicamente progresista y laico”del Estado sirio a partir de 1963, y trata de hacer una caracterización justa del conflicto en Siria, que según afirma la resolución se debe a una injerencia de los gobiernos occidentales.

No obstante la nueva resolución sigue siendo del todo insuficiente para que podamos suscribirla tras casi seis años de guerra, además de contener una serie de afirmaciones cuestionables. A continuación pasamos a detallar las razones de nuestra negativa:

1) La resolución pretende hacer un análisis de las causas del conflicto en Siria remontándose a las manifestaciones contra el gobierno de Bashar al-Assad en 2011 que supuestamente habrían sido “duramente reprimidas”. Pero más allá del carácter legítimo de aquellas protestas, pierde de vista que desde el principio había elementos infiltrados con armas en dichas movilizaciones para generar violencia contra los cuerpos de seguridad del Estado sirio. Además, cuando nosotros llevamos años organizando actividades en solidaridad con el gobierno de Siria (mientras que IU no ha hecho absolutamente nada), nos negamos a suscribir, después de 6 años de guerra y enorme sacrificio del pueblo sirio, una resolución que pudiera contribuir en lo más mínimo a criminalizar al gobierno legítimo de Bashar al-Assad por considerarlo del todo inoportuno.

2) La resolución afirma que el conflicto en Siria es un “conflicto de carácter global, en el que combaten dos grandes bloques políticos que actualmente existen en Oriente Medio […] para controlar una zona de elevadísimo valor geoestratégico”. Es decir, pone prácticamente en un mismo plano la participación de Estados como la Federación Rusa y otros con la de los gobiernos occidentales encabezados por los Estados Unidos. Así, insinúa que si Rusia y otros países como China e Irán intervienen en el conflicto, no es por detener el avance de la OTAN y del fundamentalismo wahabita en la región, sino por mero interés geoestratégico y por los recursos naturales de Siria.

3) La resolución dice apoyar “el proceso de transformación social que se está produciendo en los cantones de Rojava”, apoyando asimismo lo que llama “modelo de convivencia plurinacional […] que los Kurdos denominan “confederalismo democrático””, que, añade, “no cuestiona la integridad territorial del Estado sirio”. Estas afirmaciones suponen una injerencia inaceptable en los asuntos del gobierno sirio, pues no es competencia de IU determinar cuál debe ser la articulación del territorio de Rojava dentro de la República Árabe Siria, de la misma manera que el gobierno sirio no fija posición sobre cuál debe ser el modelo territorial que debe adoptar España.

4) Si bien la resolución reconoce con acierto la implicación de Estados como Turquía, Arabia Saudí y Qatar en el conflicto, lamentamos que no cite en ningún momento a la entidad sionista de Israel, que ha servido de cobertura aérea para los terroristas presentes en Siria. Quisiéramos también subrayar que por consiguiente la resolución pierde de vista el gran interés geoestratégico que tiene Israel en la creación de un Kurdistán sirio independiente, que facilitaría en gran medida el proyecto de “Gran Israel” (Eretz Y’israel).

5) Finalmente, la resolución afirma mostrar “nuestra solidaridad con el pueblo sirio frente a la devastación sufrida por esta Guerra imperialista”, pero sigue sin dar el paso necesario de mostrar su solidaridad con el gobierno de Bashar al-Assad, apoyado (entre otros) por el Partido Comunista de Siria y el Partido Comunista de Siria (unificado), que es quien al fin y al cabo ha estado resistiendo durante seis años contra las hordas de mercenarios y terroristas wahabo-takfiríes al servicio de los gobiernos occidentales y del sionismo, además de contar en estos momentos con el apoyo de la inmensa mayoría del pueblo sirio.

En conclusión, aunque saludemos el progreso realizado por IU en lo que respecta a su posición sobre el conflicto en Siria, la resolución sigue siendo inasumible para nosotros.

Firmado:

PLATAFORMA GLOBAL CONTRA LAS GUERRAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s